Expectativas de digitalización empresarial se superan cada año

Mark Hurd, CEO de Oracle, ha dicho que las predicciones que se han ido realizando año tras año sobre la digitalización empresarial no sólo se están cumpliendo, sino que, en muchos casos, se están superando.

A su juicio, la tendencia se debe a una acelerada adopción de la nube por parte de las compañías, ante los constantes cambios internos y externos que han debido afrontar.

Para el directivo, la nube se ha convertido en un elemento central de la estrategia de las empresas modernas. Esto se ha demostrado en el último año a propósito de la pandemia.

Hurd considera que el 100 % de las aplicaciones nativas cloud tendrán Inteligencia Artificial embebida, el 85 % de las interacciones con los clientes serán automatizadas y que el 60 % de los puestos de trabajo en Tecnología de la Información (TI) todavía no se han inventado, «pero lo serán en un periodo de tiempo”.

En relación a ese último punto, ha insistido en que la automatización no reemplazará los trabajos, sino que los creará. Mencionó que las nuevas carreras impulsadas por el uso de Inteligencia Artificial (IA) y otras tecnologías emergentes incluirán supervisores para robots, diseñadores de tecnología de ciudades inteligentes, técnicos de atención de la salud asistidos por IA y profesionales de datos.

Por ejemplo, se cree que la incorporación de IA en todas las áreas de aplicaciones provocará que el 30 % del trabajo relacionado con el actual análisis financiero consistirá en mover, conciliar y consolidar los datos de hojas de cálculo.

Sobre el área de Gestión de Cadena de Suministro (SCM, por sus siglas en inglés), donde el 65 % del trabajo consiste en hacer seguimientos manuales de envíos y mercancías, el directivo ha explicado que la incorporación de Blockchain (cadena de bloques) permitirá automatizar todo este seguimiento.

Como prueba de la aceleración de la digitalización empresarial, Hurd ha recordado que solo en 2017 se cerró el 15 % de los centros de datos de propiedad corporativa de Estados Unidos (EE. UU.).

En el área de Experiencia del Consumidor (CX, en inglés), explicó que “el 60 % del tiempo que los operadores dedican a resolver problemas de soporte se podrá reducir drásticamente, ya que, al integrar Inteligencia Artificial, la mayor parte de los casos se podrán resolver en la primera llamada o vía chatbot”.

Digitalización empresarial en ascenso

La visión de Mark Hurd sobre la digitalización empresarial combina perfectamente con las predicciones que también ha venido realizando Cristian Aldama desde hace algunos años.

El responsable de Desarrollo Cloud, en Oracle, ha expresado que la aspiración de la empresa es ser el tercer proveedor de Infraestructura como Servicio (IaaS).

Aldama está consciente de que se trata de un segmento que requiere mucha inversión, por lo que es complicado que todos los actores se mantengan.

A su juicio, todos los analistas coinciden en que quedarán entre tres y cinco grandes proveedores. Cree que los clientes no quieren casarse con nadie y por eso siempre prefieren contar con más de dos proveedores para evitar la dependencia.

“El valor de nuestra oferta de nube es poder ofrecer todos los pilares en función de lo que demanden los clientes y, además, poderlo hacer no solo orientado a que los clientes desarrollen nuevas aplicaciones en nuestros sistemas, sino industrializar ese paso desde el centro de datos tradicional a la nube pública, facilitando el proceso y haciéndolo viable económicamente”.

Y es que Oracle, tal como lo ha hecho la mayoría de sus similares, ha concentrado buena parte de sus esfuerzos iniciales en promover su oferta de Software como Servicio (SaaS), que no es más que la entrega de aplicaciones a sus clientes desde la nube, pero también se ha enfocado al mercado de la Infraestructura como Servicio.

Se trata de una batalla donde se enfrentan gigantes como Amazon Web Services (AWS), Google Cloud y Microsoft, entre otros, por lo que ha preparado una oferta que reúne máquinas virtuales completas para los desarrollos de sus clientes, sistemas de ingeniería conjunta o servicios de computación dedicados, entre otras soluciones que completan su portafolio.