La digitalización del sector público, objetivo esencial y beneficioso para las instituciones

Foto: NTT Data

Óscar Abril tiene claro que la pandemia por la COVID-19 ha afectado la forma en que se ha vivido, trabajado y comunicado; sin embargo, este proceso también ha permitido impulsar la actual era digital.

El director de NTT Data (antes Everis) para el sector público y salud, en Europa, considera que los gobiernos han priorizado su transformación digital para estar mejor preparados para el futuro, pero este paso a la digitalización aún sigue en camino.

“Está más claro que nunca que la digitalización del sector público es esencial y beneficiosa para las instituciones, así como para los ciudadanos”.

Cree que las estrategias desarrolladas y adoptadas por las administraciones públicas tienen un claro objetivo: “impulsar la eficacia e incorporar cambios a nivel económico, social, tecnológico y medioambiental, que avancen hacia una sociedad más igualitaria, justa, digital, sostenible y segura, centrándose en las necesidades de los ciudadanos”.

Ha traído a colación algunos programas especiales que han sido adoptados por el sector público, como el SICEX (Sistema Integrado de Comercio Exterior) en Latinoamérica, que pretende reducir a la mitad de tiempo el proceso de importación y exportación (actualmente es de 21 días).

“Otro ejemplo es la operación a gran escala de la digitalización de todos los registros que antes estaban en los libros del Registro Civil del Ministerio de Justicia en España. Esta operación permitirá a los ciudadanos y a las organizaciones llevar a cabo diferentes tipos de solicitudes online”.

Recordó que la Comisión Europea ha propuesto el Programa EU4Health, centrado en la transformación digital de los servicios sanitarios europeos destinados a abordar posibles crisis sanitarias del futuro como la COVID-19.

Hacia la transformación digital

Abril ha mencionado en un artículo de blog que la transformación digital no solo está limitada a ciertos dominios. Y es que las tecnologías exponenciales como la nube y la Inteligencia Artificial (IA) están haciendo realidad el gobierno digital.

Estas tecnologías disruptivas permiten al sector público y organizaciones privadas ofrecer soluciones efectivas y personalizadas a nivel de Government-to-Citizen (G2C) o Gobierno para ciudadanos, una parte esencial de un gobierno electrónico.

“Los gobiernos pueden utilizar tecnologías como el IoT (Internet de las Cosas), Blockchain e IA para crear redes de transporte inteligentes, fuentes de energía renovable y sostenible, gestión eficaz de residuos y otras muchas soluciones para mitigar el cambio climático”.

Para el directivo de NTT Data, no existen dudas de que la digitalización del sector público traerá muchos beneficios, pero también se hace vital abordar los retos de forma inteligente, teniendo en cuenta los factores como la cultura del trabajo y la mentalidad de los trabajadores del gobierno.

“Si últimamente las soluciones tecnológicas habían abierto camino en todos los aspectos de la vida, fue durante la pandemia cuando su papel decisivo resultó más evidente, sobre todo en el sector público”.

Entonces, considera que a medida que el sector público hace frente a retos similares, el uso de las soluciones tecnológicas multidimensionales ayudará de forma significativa en su ruta hacia la transformación digital.