Los riesgos de seguridad al incorporar la IA a las UC

Foto: Mitel

La integración de la Inteligencia Artificial (IA) tendría el poder de transformar las Comunicaciones Unificadas (UC) y la colaboración, pero también significaría nuevos riesgos de seguridad.

Desde Mitel se ha explicado que las UC les permiten a los empleados comunicarse y colaborar de manera más efectiva a través del uso compartido de pantallas, videoconferencias, aplicaciones móviles y más.

Sin embargo, en la compañía de telecomunicaciones consideran que se debe comprender a profundidad cómo la IA mejora las Comunicaciones Unificadas y qué se debe hacer para mantener un entorno de comunicaciones seguro en las organizaciones.

La preocupación se hace fuerte tomando en cuenta que más del 40 % de las compañías incorporaría la IA en sus sistemas de UC desde finales de 2019.

“Agregar Inteligencia Artificial a la mezcla promete enviar productividad a través del techo, por lo que no es sorprendente ver a las empresas aprovechar la oportunidad de experimentar”.

Por ejemplo, la integración de los chatbots de IA en las aplicaciones de UC abre nuevas puertas para la colaboración al recopilar actualizaciones de estado de los miembros del equipo e, incluso, alertarlos a través de una aplicación, correo electrónico, SMS o notificación de inserción si ocurre un error en un producto o proceso.

Mayor productividad con IA

Cuando los chatbots mantienen a todos y todo conectado, los empleados pueden resolver problemas juntos de manera más fácil, realizar un seguimiento del progreso de los demás proyectos y compartir ideas e información.

Además, los asistentes virtuales de IA mejoran el acceso a los documentos y otra información, al tiempo que recopilan y distribuyen datos automáticamente a los dispositivos de los empleados, ya sea una presentación, un video o PDF.

“Si surgen preguntas sobre una discusión o tema anterior durante una reunión, el asistente recupera los correos electrónicos, mensajes o documentos pertinentes”.

Los asistentes también se mantienen concentrados y comprometidos en la conversación, con toda la información a su alcance.

Los chatbots igualmente significarían mayor productividad al poder realizar llamadas directas y ejecutar chats en línea con los clientes, lo que permite que el equipo de atención al cliente se centre en llamadas y problemas más complejos.

Mitigar los riesgos de seguridad

En Mitel sostienen la importancia de mitigar los riesgos de seguridad de la IA en las UC, aunque sus beneficios son muchos.

Se debe tomar en cuenta que la IA accede a vastas cantidades de datos empresariales sobre productos, procesos y clientes, por lo que todos esos datos se vuelven vulnerables si ocurre un ataque.

Eventualmente surgirían nuevos estándares y protocolos a medida que la IA desempeñe un papel más importante en los sistemas de comunicaciones empresariales.

Es por eso que las organizaciones deben permanecer atentas para cumplir con los últimos requisitos. “Las empresas también tienen la obligación de proteger los datos recopilados sobre sus clientes”.

Además, se hace muy probable que haya problemas de seguridad con BYOD, a medida que los dispositivos personales mejorados con Inteligencia Artificial de los empleados entren al lugar de trabajo.

“Algunas organizaciones optan por desactivar los asistentes de voz como Siri en el lugar de trabajo. Pero, a medida que los empleados traen dispositivos más nuevos como el Amazon Echo a la oficina, las organizaciones deberán evaluar las tecnologías de IA emergentes para detectar amenazas a la seguridad”.

Sin embargo, lo que no se podría negar es que la IA mejora la seguridad de los datos y las comunicaciones; tendrá la capacidad de buscar amenazas potenciales y alertar a los equipos de TI y seguridad cuando existan riesgos de seguridad o posibles ataques.

Los profesionales de la seguridad, además, podrán responder mucho más rápido con la ayuda de estas tecnologías.

“A medida que IA y UC se combinan, las organizaciones obtienen un conjunto extremadamente poderoso de herramientas de comunicación y colaboración en equipo. La productividad se dispara, la eficiencia mejora y los datos son más accesibles que nunca”.

A pesar de esto, se ha dejado claro que la arquitectura debe tener una base estable, con la seguridad como prioridad principal; así, sería la mejor manera de obtener los beneficios de IA y UC, así como de minimizar los riesgos de seguridad.