Una plataforma cloud para desarrollar artículos inteligentes

Foto: Microsoft

Stu Lowe es un especialista en tecnología educativa e innovación que presta sus servicios profesionales en la Escuela Beacon Hill, en Hong Kong.

Él trabaja con maestros y estudiantes de 4 a 11 años en el aprendizaje centrado en el fabricante, utilizando tecnología para crear artículos inteligentes y elementos relacionados con los temas sobre los que están aprendiendo.

No sería extraño saber que la tecnología, en su mundo, es una herramienta para aprender y crear, retocar y dar vida a las invenciones.

Es por eso que sus estudiantes usan la plataforma MakeCode y los microcontroladores de Microsoft para crear artículos inteligentes que van desde mochilas con contadores de pasos, hasta mascotas virtuales, un cañón de pelota de ping pong y hasta un robot con ojos que cambian de color.

Charlotte Yarkoni, vicepresidenta corporativa de Microsoft Commerce + Ecosystems, ha informado que la compañía tiene una amplia gama de plataformas que ayudan a las personas a crear aplicaciones, resolver problemas y crear grandes cosas con la tecnología.

Ha puntualizado que lo mejor de todo es que esas herramientas no son exclusivas para codificadores e ingenieros experimentados.

Y es que en la escuela anteriormente se enseñaba a los estudiantes a codificar durante las lecciones de 45 minutos, pero eso al parecer no fue suficiente para que pudieran hacer mucho con esas habilidades, de acuerdo a Lowe.

“Pasamos mucho tiempo martillando códigos, pero tuvimos que retroceder un paso reflexivo y decir: Bueno ¿para qué estamos haciendo esto? Los niños se están volviendo buenos en eso, pero ¿cuál es el juego final?”.

Aunque estaba muy consciente de que no todos sus estudiantes serían científicos informáticos, tenía claro que los niños tenían estas habilidades pero no estaban haciendo nada con solo saberlas. MakeCode lo ha ayudado a ir más allá y generar nuevas destrezas a los alumnos, hasta llegar a la creación de artículos inteligentes.

De lecciones al desarrollo

Tanto ha sido el esmero por hacer más que la escuela ha pasado de las lecciones cortas de codificación a la incorporación de un desarrollo basado en la tecnología en cada unidad de aprendizaje.

También ha comenzado lo que se ha denominado como “días de retoques con los maestros”, dirigidos por Stu Lowe, que les permiten a los docentes trabajar en proyectos de tecnología que luego podrían llevar a sus estudiantes.

La educación centrada en los creadores, a juicio de Lowe, apunta a mejorar el aprendizaje a través de la experimentación creativa, conlleva a capacitar a los niños para que se conviertan en creadores y los alienta a observar más de cerca los objetos y sistemas en el mundo que los rodea, así como encontrar maneras de mejorarlos.

Charlotte Yarkoni ha insistido en que Microsoft ofrece esa amplia gama de plataformas que le brindan la posibilidad de crear aplicaciones a las personas, resolver una serie de problemas que antes era imposible y crear grandes cosas con las nuevas tecnologías, sin necesidad de ser un científico o profesional experimentado.

Bondades de MakeCode

Lowe ha explicado que MakeCode ha sido diseñado para crear el código que se puede usar dentro de robots, elementos portátiles o lo que sea que los estudiantes quieran inventar.

Además, dijo que resulta bastante accesible incluso para niños en edad de primaria, sin olvidar que ha podido transformar la manera en que la escuela enseña codificación. Ha añadido que construir con microcontroladores realmente captura la imaginación de los niños.

“Estamos usando tecnología digital, pero los niños la están construyendo con sus manos. No están sentados mirando sus pantallas”.

Este especialista en tecnología educativa e innovación igualmente se considera un fabricante que frustró a sus padres cuando era niño, pues desarmaba sus juguetes para ver cómo funcionaban. Ahora, Lowe también crea en casa mediante el uso de la tecnología, hace videojuegos y corta muebles.

Considera que jugar con estas herramientas representa una forma de preparar a los niños para un mundo que, a pesar de los avances en tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA) y el Aprendizaje Automático (Machine Learning, ML), aún requerirá ingenio e imaginación.

“Creo que hay un mundo en el futuro para las personas que son más creativas”, dijo el experto.