Movilidad inteligente, aportando servicios inteligentes de nube, borde, IoT e IA

Fuente: Microsoft

La industria automovilística estaría preparada para transformar nuevamente el transporte al impulsar experiencias de conducción conectadas, personalizadas y autónomas, vehículos eléctricos y nuevos modelos de negocios de movilidad inteligente.

En Microsoft estiman que esta transformación requiere una mentalidad basada en datos, porque el sector automotriz genera una gran cantidad de información, sin embargo, se cree que no todas las empresas están preparadas para convertirlos en conclusiones relevantes.

Es por esto que la compañía está ayudando a la industria a desbloquear este enorme potencial al proporcionar servicios inteligentes de nube, borde (edge), IoT (Internet de las Cosas) e IA (Inteligencia Artificial). La idea es permitir que las empresas automotrices construyan y amplíen sus propias capacidades digitales.

La firma de consultoría McKinsey & Company estima que esta industria experimente un crecimiento significativo y se convierta en una industria de 6.6 billones de dólares en 2030, con modelos de negocio disruptivos que representarán el 25 % de todos los ingresos.

“Los fabricantes están desarrollando nuevos productos y servicios para permitir a las grandes flotas que ofrecen movilidad como servicio (desde vehículos compartidos hasta transporte totalmente eléctrico) algo que remplazará cada vez más a la propiedad individual de automóviles”.

La estrategia de Microsoft, de hecho, está formada por tres principios claves. El primero radica en que no se dedica a fabricar vehículos ni a ofrecer ofertas de movilidad final como servicio.

En segundo lugar, la empresa no monetiza los datos porque son propiedad de los clientes y se convertirán en los nuevos generadores de ingresos para la industria automotriz.

Por último, Microsoft apoya a las compañías automovilísticas a medida que mejoran y amplían sus experiencias únicas de marca para expandir sus relaciones con sus clientes.

Áreas de apoyo

Tomando en cuenta esos tres principios claves, la empresa apoya a sus clientes junto con su extensa red global de partners en cinco áreas importantes.

Potenciar soluciones de vehículos conectados, es la primera y una de las más importantes. “En este campo, despunta la Plataforma de Vehículos Conectados de Microsoft (MCVP, sus siglas en inglés), la cual combina servicios avanzados de computación en la nube y de Edge (borde) con una sólida red de socios”.

Las compañías automotrices pueden desarrollar soluciones de conducción conectadas que abarquen desde experiencias en vehículos y conducción autónoma, hasta servicios de predicción y conectividad.

Ya son muchos los socios que estarían utilizando la referida plataforma, tales como Volkswagen y la Renault-Nissan-Mitsubishi Alliance.

La compañía también ha lanzado Microsoft for Startups: Autonomous Driving, un programa para acelerar el crecimiento de nuevas empresas que trabajan en conducción autónoma.

El objetivo ha sido ayudarlas a aprovechar nuevas oportunidades de negocio en áreas como la logística, el transporte compartido y el transporte de larga distancia, entre otros aspectos.

X