APIs en auge que comparan en tiempo real la mejor opción para tu trayecto

6

Chipi es la aplicación que permite hacer una comparación real de precios y tiempo de llegada de los servicios de movilidad compartida, tales como taxis, transporte público, motos, automóviles, entre otros.

Fue creada por tres estudiantes: Jorge Jurado, Emilio Mellado y Javier Gálve, quienes sentían la necesidad de innovar y lo hicieron a través de esta aplicación que ya alcanza los 50 mil usuarios. Su descarga se hace a través de App Store y Google Play, prometiendo ahorrar hasta 30% de dinero y tiempo de trayecto hacia el destino.

Barcelona, Madrid y Málaga son los puntos donde funciona esta solución de información de transporte en la nube, por ahora, y ya es considerada como la aplicación  más completo de este sector. Y es que el cliente tiene la posibilidad de marcar su trayecto en un mapa, así como los medios más cercanos, para que la aplicación inmediatamente le sugiera el tiempo de llegada, los precios y descuentos.

La plataforma no solamente compara el precio de Uber, taxis, Cabify o el transporte público como buses o metro, sino que también hace lo propio con las bicicletas y patinetas compartidas, calificadas como nuevos servicios de movilidad.

Emilio Mellado, cofundador y CEO de Chipi, ha explicado que las mismas compañías les facilitan los datos con la intención de tener toda la información de forma precisa. Es así como en Chipi pueden conocer la ubicación exacta de los coches o de cualquier modalidad de transporte, así como la carga de cada uno.

Ha sido tanta su expansión y aceptación que ya cuentan con dos líneas de negocios en esta organización, una donde se analizan los datos y la otra que se ocupa estrictamente del marketing. Hasta ahora, Mellado no descarta incursionar en otras fórmulas de transporte urbano y de esa manera ampliar aún más el negocio.

Evolución de Chipi

Su nacimiento data desde el lanzamiento de una página web, por parte del trío de amigos, donde el usuario tenía la oportunidad de hacer comparaciones de varios servicios de movilización. El resultado, casi 1500 personas ingresaron al portal en tan sólo 24 días, por lo que decidieron una segunda opción que alcanzó servir a más de 20 mil clientes.

Mellado ha contado que esas cifras los obligaban a intentar una tercera innovación donde, necesariamente, se requería la participación de inversores. Fue así como aparecieron Javier Rodríguez Zapatero, quien había pasado por Google; Ángel Cano, con experiencia en BBVA; y Domingo Caamaño, antiguo de Alphabet Fleet Services España y ex director general de BMW.

A esa lista se sumaron Julián Recuenco, quien había estado en Seur; y Nacho Pinedo, de ISDI, los mismos que confiaron en el grupo de amigos para iniciar con 180 mil euros en 2017. Definitivamente, según el CEO de Chipi, no se equivocaron con esa inversión que les ha permitido mejorar el prototipo hasta la versión actual.

Mellado está convencido que en esta época aparecen nuevas formas de movilidad urbana cada semana y por eso las personas tienen que contar con una herramienta tecnológica como Chipi, que les ayude a comparar todos los aspectos relativos al tema del transporte. Cree necesario que los usuarios puedan saber cuál unidad está más próxima, de cuál opción y qué tanto se puede ahorrar al escoger entre todas.

A pesar del éxito, los amigos inicialmente no tenían claro qué hacer, pero sí tenían la intención de crear algo. Fueron varios los intentos infructuosos hasta que llegaron al punto de captar clientes en la web para terceros. Eso no fue suficiente y se percataron de que podían innovar en una aplicación o servicio que aglutinara las opciones y distintos aspectos del transporte.

Fue tanta la inquietud que hasta comentaron con amigos si estaban dispuestos a usar una aplicación con esas características, en caso de existir. También se percataron que no había una igual como la imaginada, pero comenzaba la impaciencia sobre los costos que suponía conectar esos datos en la nube y ponerlos a disposición de los usuarios, de una forma rápida y sencilla.

Información disponible en Chipi

La demanda de Uber fue lo más complicado para Chipi desde que comenzaron a trabajar en el algoritmo, pues eso determinaba el precio del trayecto. Inicialmente sólo se ofrecían datos relativos a alta o baja demanda, más no su múltiplo. Los taxis, por tener algunas características distintas a sus competidores, a razón de distancias y tiempos, también representaban una traba para la información precisa.

Sin embargo, de acuerdo a sus directivos, en la compañía se ha logrado la generación de un algoritmo que calcula esos datos con gran precisión y esos avances han permitido la escalabilidad de una app de servicios de movilidad que aspira seguir alcanzando otros mercados, no solamente en el plano europeo, sino en otras regiones.