El grupo del ransomware Maze ha suspendido ciberataques a organizaciones médicas por COVID-19