Build 2019, personas usando la tecnología para construir algo extraordinario

6

El concepto de desarrollador pareciera que va tomando una percepción diferente a medida que avanzan las nuevas tecnologías, por lo menos así lo considera Charlotte Yarkoni, vicepresidenta corporativa de Microsoft Commerce + Ecosystems.

Ella precisamente ha señalado que Build 2019, la conferencia anual de Microsoft que se ha celebrado del 6 al 8 de mayo en Seattle, representa un reflejo de lo que ahora significa ser un desarrollador: con las herramientas adecuadas, cualquiera puede usar la tecnología para construir algo extraordinario.

“Microsoft tiene una amplia gama de plataformas que ayudan a las personas a crear aplicaciones, resolver problemas y crear grandes cosas con la tecnología, y no son sólo para codificadores e ingenieros experimentados”.

Y es que no importa si se trata de un estudiante de secundaria con una gran idea o un experto en Informática, ya que las herramientas como VS Code, Azure y GitHub pueden ayudarlos a hacer realidad sus ideas.

Build 2019 ha atraído a ingenieros de software, desarrolladores web y público en general, por lo que su audiencia ha sido más amplia este año. Además, por primera vez, los participantes de la conferencia han podido registrarse para llevar a los niños de 14 años y más para aprender y explorar las tecnologías de forma gratuita.

Se ha informado que la idea ha sido capacitar a los desarrolladores de todos los niveles de habilidad y ese ha sido el punto central de la conferencia Build 2019.

Usando la tecnología

Lauren Taylor es subdirectora de la Escuela Primaria Manitou Park en Tacoma, Washington, y una de las muchas personas en todo el mundo que utiliza herramientas, plataformas y comunidades en línea de Microsoft para crear aplicaciones y soluciones que alguna vez fueron competencia exclusiva de los desarrolladores profesionales.

La docente vio un problema fundamental cuando pensó en las evaluaciones de lectura de los estudiantes de su escuela. Los maestros estaban registrando datos de las evaluaciones tres veces al año en papel y los puntajes de cada estudiante se ingresaron en una base de datos donde los alumnos se agruparon según esos puntajes.

Este enfoque significaba que la información detallada sobre las habilidades de lectura de los estudiantes no estaba disponible sin examinar una gran cantidad de papeles, lo que hacía difícil determinar lo que necesitaba cada estudiante para aprender y mejorar.

Taylor, obviamente tenía poca experiencia en tecnología y dudó ante la sugerencia de que podía construir una aplicación para resolver el problema. Sin embargo, buscó en PowerApps, una plataforma diseñada para hacerlo más fácil.

Fue así como logró crear una manera para que los maestros ingresaran información de evaluación de lectura, la almacenaran en una lista de SharePoint y rastrearan el progreso de los estudiantes a través de las tablas de datos de Power BI.

“Los maestros ahora pueden acceder fácilmente a la aplicación y los datos a través de Equipos, el centro de colaboración basado en chat de Microsoft, en sus teléfonos o tabletas y hacer un mejor trabajo para satisfacer las necesidades de los estudiantes, y Taylor dice que todo fue sorprendentemente fácil de hacer”.

Power BI, PowerApps y Flow

Otro caso comprobable de poder aprender, sin ser un experto en desarrollo, ha sido el de Nick Gill, especialista en capacitación para la Cruz Roja Americana. Él tenía poco conocimiento de la tecnología cuando decidió enfrentar un desafío de los instructores de la organización, quienes utilizaban un proceso en papel para ordenar los suministros necesarios para las clases de enseñanza.

Los formularios se enviaban a un coordinador de logística que ordenaba los suministros, como libros de texto y vendas, pero los instructores nunca sabían cuándo llegarían los suministros y los supervisores no tenían idea de lo que se ordenaba cada mes.

“Ahí es cuando realmente nos impactó el liderazgo de nuestros líderes. Necesitábamos poder responder algunas preguntas muy básicas y no pudimos hacerlo porque estábamos sentados aquí con lápiz y papel”.

Gill no esperó más y decidió aprender a usar Power BI, PowerApps y Flow, que automatizan las tareas en diferentes aplicaciones. El especialista pudo crear una aplicación de carrito de compras para que los instructores pidieran suministros.

Se ha explicado que la app envía automáticamente actualizaciones a los instructores sobre el estado de sus pedidos y eso ha reducido los ciclos de pedidos de tres a cuatro semanas, a cuatro o cinco días hábiles.

Otros trabajadores de la Cruz Roja también se han animado a crear aplicaciones, incluyendo una herramienta para conectar a las personas que llegan al mismo destino, para que puedan compartir autos de alquiler y una aplicación de registro para voluntarios que trabajan en sitios de desastre.

Ha sido tanto el impacto de estas iniciativas, que varios voluntarios de la Cruz Roja en todo el país ahora se reúnen regularmente en Skype o Equipos para trabajar en el desarrollo de soluciones tecnológicas para enfrentar los desafíos de la organización.

“Luchamos a veces para involucrar a los voluntarios en las cosas que les interesan. Es posible que las personas no puedan responder a una escena, pero pueden sentarse frente a su computadora y crear una aplicación”.

Gill ahora es el gerente nacional de Logística de Entrega de Servicios e Inventario para la Cruz Roja y está trabajando en otras aplicaciones para ayudar a rastrear los equipos de la organización y administrar su inventario de almacén.

A su juicio, PowerApps le ha proporcionado una “puerta de entrada al aprendizaje” que lo llevó a profundizar en otras tecnologías que de otra manera no tendría. “PowerApps es accesible para la persona promedio. Si puede hacer clic en el mosaico, puede hacer un PowerApp”.