Cloud, un mercado creciente por el COVID-19 y la importancia del dato

El mercado español de cloud (nube) espera un crecimiento para los próximos años cercano al 20 % anual, en línea con el resto de Europa occidental, según estimaciones de IDC Research España. 

Se ha informado que este crecimiento se produce a pesar de la ralentización provocada por la crisis de la COVID-19, alcanzando un 14 %.  Por categoría de producto destacaría la Infraestructura como Servicio (IaaS), que logrará tasas de crecimiento superiores, cercanas al 30 %. 

Desde IDC Research España se considera que más del 90 % de las empresas europeas han estado empleando servicios y plataformas multicloud desde finales de 2020, mientras que, el 40 % ha establecido mecanismos para gestionar entornos multicloud

“Los datos no estructurados creados y retenidos por los usuarios están impulsando la necesidad en todos los sectores de la industria de soluciones de almacenamiento de ficheros y objetos (FOBS) en diferentes cargas de trabajo”. 

De hecho, en un comunicado de prensa se ha explicado la estimación del mercado global de FOBS, ralentizado también por la pandemia. Se espera que crezca a una tasa compuesta anual de 7,7 % hasta 2024. 

Ignacio Cobisa, analista senior de IDC Research España, ha dicho que este crecimiento en el segmento FOBS se explica principalmente por las tecnologías de almacenamiento definido por software y desacopladas de la parte de HW (hardware). 

La importancia del dato 

El informe “Soberanía y economía del dato: Epicentro de la disrupción digital”, de IDC Research España de la mano de Scality, ha revelado que el dato es ya el epicentro de la economía digital y, sin duda, un activo estratégico de cualquier organización. 

Se ha afirmado que solo en 2020 se han creado, capturado, copiado y consumido en el mundo más de 59 zettabytes de datos; se espera que esta cifra aumente significativamente en 2021 debido al teletrabajo, las descargas masivas y la transmisión de videos. 

Y es que la flexibilidad que supone el almacenamiento definido por software, unido a la posibilidad de uso de arquitecturas en la nube, libera el dato de silos físicos y lo convierte en un activo ubicuo. 

“En esta carrera, cobra una especial importancia la denominada soberanía del dato, un concepto que liga la ubicación de este en función de su criticidad”, según Cobisa. 

En 2024, de acuerdo con las previsiones de la consultora en este informe, se consumirán 138ZB de datos en el mundo o, lo que es lo mismo, 19TB por cada ser humano. 

Se ha vaticinado que la cantidad de datos creados en los próximos tres años será mayor que los creados en los últimos 30. Además, en IDC Research España se prevé que los dispositivos IoT (Internet de las Cosas) sumen 80 mil millones en 2025. 

El informe también ha revelado que en el 40 % de las empresas se espera que el almacenamiento de datos no estructurados crezca entre el 30 y el 49 % de forma anual. 

“Lo que significa que las organizaciones deben optimizar sus recursos de almacenamiento y, al mismo tiempo, obtener información valiosa sobre la infraestructura y la utilización de datos para generar más valor”, puntualizó el analista. 

Las soluciones Scale-up y scale-out, los dos segmentos del mercado FOBS, también sufrirán dos fenómenos antagónicos. El segmento Scale-up disminuirá a una CAGR (Tasa de crecimiento anual compuesto) del 7,0 % entre 2019 y 2024 por el menor uso de sistemas de almacenamiento monolítico tradicional. 

Por su parte, el segmento de mercado scale-out crecerá a un CAGR del 10,8 % entre 2019 y 2024. Cobisa, en este sentido, ha manifestado que gran parte de este crecimiento se debe a las ventas de software comercial FOBS y hardware básico, así como a servicios de almacenamiento basados ​​en la nube. 

En todo caso, se ha precisado que los proveedores de FOBS, especialmente aquellos que suministran soluciones de software comerciales, admitirán la funcionalidad de gestión de datos en todas las ubicaciones de almacenamiento. 

 

X