Rigetti presenta Quantum Cloud Services, infraestructura informática cuántica

53

Desde la empresa la denominan como la única plataforma de computación en la nube que primero se basa en principios cuánticos, pues integra la infraestructura informática clásica con procesadores cuánticos. Se trata del Quantum Cloud Services (QCS) de Rigetti Computing, una startup californiana.

La compañía emergente ha presentado este servicio que permite a las organizaciones acceder al hardware de computación cuántica calificado como el más poderoso que se ha construido hasta la fecha, de forma remota, a través de la nube.

“La computación cuántica se está acercando a un hito crucial llamado ventaja cuántica. Este es el punto de inflexión donde las computadoras cuánticas primero comienzan a resolver problemas prácticos más rápido, mejor o más barato de lo que es posible”, ha mencionado Chad Rigetti, fundador y CEO de Rigetti Computing.

Los usuarios desde ya pueden reservar Quantum Machine Image (QMI), que no es más que un entorno de programación y ejecución virtualizado, a través del sitio web de Rigetti, para obtener el acceso a estos sistemas de computación cuántica en las próximas semanas.

Chad Rigetti ha insistido en que se necesitan tres factores para lograr la ventaja cuántica: tasas de errores más bajas, sistemas informáticos especialmente configurados y entornos para que se perfeccionen los desarrolladores de software y aplicaciones.

“En primer lugar, los usuarios necesitan más qubits con tasas de error más bajas. En segundo lugar, los usuarios necesitan sistemas informáticos diseñados para ejecutar los algoritmos híbridos clásico-cuánticos que ofrecen el camino más corto hacia la ventaja cuántica”.

Esas capacidades, a su juicio, se deben entregar con un entorno de programación real para que los usuarios puedan construir y ejecutar verdaderas aplicaciones cuánticas de software.

“No sabemos cuándo se logrará la primera demostración de la ventaja cuántica, o qué forma tomará, pero una cosa es cierta: acelerará drásticamente el progreso para desbloquear el poder de la computación cuántica para todos”, agregó el Ejecutivo de Rigetti Computing.

Y es que el Quantum Cloud Services es denominado como el último hito en un campo de lentitud ardiente, pero prometedor, que ha visto competir a una serie de empresas como Google e IBM en la fabricación de la computadora cuántica más poderosa, según lo publicado en CloudPro.

La startup anunció sus planes para implementar un procesador cuántico de 128 qubits el mes pasado, lo que se traduciría como una “mejora significativa en el procesador actual de 72 qubits del titular del récord de Google, con su baja tasa de error que lo predispone a la ampliación”.

Lo cierto es que el novedoso servicio sigue la exitosa ejecución del ensayo de computación cuántica basado en la nube de IBM, el año pasado, el cual fue denominado como IBM Q. Esto habría permitido a los usuarios empresariales ejecutar algoritmos de forma remota en el hardware cuántico de IBM a través de su servicio en la nube.

“La escala del hardware necesario para que las computadoras cuánticas funcionen (con temperaturas de 0.015 Kelvin necesarias para que los procesadores funcionen) significa que es muy poco probable que estas máquinas se desplieguen o puedan desplegarse a una escala masiva. Lo más probable es que la tecnología esté disponible para investigadores y empresas a través de servicios en la nube”.

Computación cuántica en escalada

Darío Gil, vicepresidente de Ciencia y Tecnología en IBM Research, dijo a El País que la tecnología se encuentra ante una situación sin comparación para cambiar el mundo y que se tiene la oportunidad de guiarla para asistir a las personas, así como para solucionar problemas que podrían ser intratables desde el punto de vista de la informática clásica.

Explicó que la computación actual (bits) opera la información en dos únicos estados: cero o uno (encendido o apagado), pero, la tecnología cuántica también utiliza la superposición de ambos y se llaman qubits. “La consecuencia principal es que, si a un ordenador se le suman bits, aumenta la gestión de información de forma lineal. Si usa qubits, en cambio, los procesos se incrementan exponencialmente”.

Gil señaló que la capacidad de estas máquinas avanzará de forma rápida y que se cruzará “el umbral de tener un procesamiento de cálculo que no podemos emular con los ordenadores clásicos”.

Ventaja cuántica en QCS

Rigetti Computing reconoce la importancia de este logro y se encuentra ofreciendo un premio de un millón de dólares para la primera demostración concluyente de la ventaja cuántica en Quantum Cloud Services. El próximo 30 de octubre se anunciarán más detalles del premio, por lo que la empresa invita a estar atentos a este novedoso acontecimiento.

“En última instancia, la ventaja cuántica se alcanzará una y otra vez en nuevos mercados y nuevos dominios, cambiando la forma en que los problemas se resuelven en todas las industrias. La primera demostración de la ventaja cuántica será un logro extraordinario, pero solo será el comienzo”, ha puntualizado Chad Rigetti.