Según IDG el 73% de las empresas utiliza al menos un servicio en la nube

113

El 73% de las empresas estarían utilizando al menos un servicio en la nube, de acuerdo al más reciente estudio publicado por IDG Communications, lo que se traduciría en que ya no se trata de la decisión de adoptarla sino de qué manera hacerlo.

La empresa, considerada como líder de medios de comunicación de alta tecnología, los datos y los servicios de marketing del mundo, ha lanzado la investigación “Cloud Computing 2018” donde se destaca la evolución de la adopción de la nube relacionada con los entornos, modelos de entrega y patrones de inversión.

De esta manera se ha revelado que las organizaciones continúan incrementando sus inversiones para evolucionar sus entornos cloud y aprovechar la tecnología para impulsar sus negocios. Al menos una aplicación o una parte de su infraestructura informática tendría ese 73% en la nube.

IDG Communications considera que los entornos de nube se vuelven más complejos en algunos casos, a propósito del proceso de maduración en las compañías, por lo que muchos responsables de Tecnología de la Información (TI) optan por el uso de la nube híbrida (43%), nubes múltiples (12%) o ambas (30%).

“Los beneficios percibidos del uso de múltiples nubes incluyen: mayores opciones de nubes (59%), recuperación de desastres más fácil y más rápida (40%) y una mayor flexibilidad al permitir la expansión de cargas de trabajo a través de múltiples nubes (38%)”.

La encuesta “Cloud Computing 2018” se realizó entre las audiencias de seis marcas de IDG tales como CIO, CSO, Computerworld, InfoWorld, Network World e ITworld), representando a quienes toman decisiones de TI y seguridad en múltiples industrias a escala mundial.

El proceso de investigación fue en línea para comprender la adopción institucional, los respectivos casos de uso y las necesidades de solución relacionadas a la computación en la nube.

“Este fue un esfuerzo de investigación específico: para ser considerados, los encuestados calificados deben haber informado que la utilización de la nube fue planificada o aprovechada actualmente en su organización”, de acuerdo a la publicación.

Adopción de la nube

38% de los encuestados compartió que su departamento de TI sintió la presión de migrar al 100% a la nube cuando los interesados se percataban de los beneficios y los resultados que suponía su adopción. Esto se notó con mayor énfasis en las organizaciones empresariales con más de mil empleados, que en aquellas con menos de esa cifra de trabajadores.

El estudio además determinó que el 44% de las compañías, en comparación con el 31% de las Pequeñas y Medianas Empresas (pymes), siente la presión de la dirección ejecutiva o de las líneas de negocio individuales para migrar completamente sus procesos a la nube.

El 51% de los investigados ha comenzado a ver a los proveedores de la nube como una cartera, ante la evolución de entornos más complejos. Resultan más propensas a pensar de esta manera las organizaciones dependientes de la tecnología, entre esas, servicios financieros (63%) y alta tecnología (63%).

Manufactura (43%) y educación (41%) son menos probable de pensar en los proveedores de la nube como una estrategia de cartera, según el estudio de IDG Communications.

Lo que sí se ha mantenido estable, pero en tendencia de ascenso, es el porcentaje de gastos en la nube. “Cloud Computing 2018” lo ubicó en 30% este año, en comparación con el 28% determinado en 2016. La inversión global promedio saltó de 1.62 millones a 2.2 millones de dólares, especialmente por la actuación de las pequeñas y medianas empresas.

Y es que los presupuestos de las pymes se incrementaron de 286 a 889 mil dólares “y los niveles de inversión empresarial experimentaron un aumento de $ 3.03 millones en 2016 a $ 3.5 millones en la actualidad”.

Julie Ekstrom, vicepresidente senior de IDG Communications, ha señalado que a las organizaciones de TI se les exige mejorar la velocidad de la entrega de servicios de TI y por eso reaccionen a las cambiantes condiciones del mercado. Justamente, las soluciones cloud ofrecen esa flexibilidad.

“Las organizaciones confían en una combinación de modelos de entrega en la nube para satisfacer esta necesidad, sin embargo, requiere la administración de múltiples proveedores. A medida que los ejecutivos tecnológicos exploran nuevas áreas de inversión en la nube, examinan su cartera de proveedores para ver qué soluciones pueden crecer para facilitar su adopción”.

Migrar a un mundo As-A-Service

Según la investigación se espera que cambie la composición del entorno informático de las organizaciones de TI, aunque actualmente se divide uniformemente entre no nube. El promedio de esos entornos son 53% no cloud, 23% SaaS, 16% IaaS y 9% PaaS pero, durante el próximo año y medio, los encuestados esperan la evolución a 31% de no cloud, 33% SaaS, 22% de IaaS y 14% de PaaS.

Menos tiempo dedicado a actualizaciones y el aumento de la productividad son los dos principales factores que impulsan la adopción de SaaS. Mayor acceso y confiabilidad, así como una mejor experiencia de usuario, también suponen un beneficio directo para los usuarios finales.

“A medida que aumenta la comodidad con la seguridad en la nube, no es sorprendente que las organizaciones busquen formas adicionales de integrar esos modelos en su tecnología. Mientras que los colegas a través de la organización pueden presentar aplicaciones en la nube, el rol de la supervisión estratégica y la administración de proveedores debe estar alineado con la TI”, puntualizó Ekstrom.