Daniel Zhang, capacitación juvenil para alcanzar la innovación y moldear el futuro

3

Daniel Zhang, director ejecutivo de Alibaba, ha defendido durante mucho tiempo todo lo relativo a cultivar la próxima generación de talentos, ofreciendo a los jóvenes la oportunidad de expresarse y probar sus ideas.

El ejecutivo, quien se unió al grupo en 2007, ha sido el ingeniero de algunos de los logros más conocidos de Alibaba, como el anual 11.11 Global Shopping Festival, que generó más de 30.8 mil millones de dólares en volumen de mercancía bruta el año pasado.

Ex contador de 47 años de edad, Zhang también ha sido un defensor clave del impulso de Alibaba para combinar la tecnología y el comercio electrónico, con la intención de crear un modelo de “Nuevo comercio minorista” en China.

Él ha participado hace poco en la conferencia sobre “Innovación y Educación Empresarial en la Nueva Era: Desafíos y Oportunidades”, organizada por la Escuela de Economía y Administración de la Universidad de Tsinghua y la Alianza Global en Educación de Administración (CEMS).

Allí, Zhang compartió cuatro historias de éxito de Alibaba y también cubrió sus puntos de vista sobre cómo identificar y capitalizar nuevas oportunidades, el verdadero significado de la innovación y por qué Alibaba ha evolucionado de ser un hacedor de sueños a un “forjador de futuro”.

Capitalizando oportunidades

A juicio del ejecutivo de Alibaba, todos los días se pueden encontrar muchas oportunidades, algunas pequeñas y otras grandes pero, cuando se mira más de cerca, muchas no terminan siendo verdaderas oportunidades. Entonces, cree que la clave es cómo priorizar e identificar las mejores.

“No se trata de encontrar las oportunidades de hoy. Si puede ver las oportunidades hoy, sus competidores también pueden. Un verdadero empresario puede identificar las oportunidades del mañana. Tal vez mucha gente no te crea, pero eso es sólo una parte de hacer un primer movimiento. Entonces, intente algo nuevo y podría resolver los problemas del mañana”.

Para ser más ilustrativo, Daniel Zhang ha recordado la forma en que el fundador de Alibaba, Jack Ma, descubrió Internet en el apartamento de un amigo en Seattle en 1995.

Cuando escribió la palabra “cerveza”, hubo muchos resultados, pero cuando entró “cerveza” y “China” no surgió nada. Fue entonces allí cuando Ma vio una oportunidad. Y es que se percató de que, al aprovechar el poder de Internet, podía ayudar a las empresas chinas a encontrar oportunidades de comercio y exportación global.

Entonces, Zhang ha insistido en que no se puede intentar encontrar una solución perfecta, especialmente en un entorno competitivo. En este mundo que cambia rápidamente siempre se suele decir “no pierdas el tren” pero, lo que considera realmente importante, es que simplemente no se puede ser el último a bordo.

“En ese caso, prepárate para el próximo tren. Sé la primera persona en eso. Es mejor estar listo para el futuro que ponerse al día con tus competidores”.

Una empresa, según ha dicho, necesita tener un sueño y una gran visión para pensar en el mañana. Es por eso que Alibaba quiere ser más que un creador de sueños y se esfuerza por ser un “modelador del futuro”, creando el próximo tren y no seguirlo.

Ha dejado claro que para iniciar una empresa se necesita un plan de negocios, encuestas de mercado y comprender a los clientes pero, cuando se empieza a ejecutar, todo se trata de correcciones.

“Cometerás muchos errores, pero la clave es la eficiencia con la que puedes corregirlos. Así que bríndeles a los jóvenes la oportunidad de cometer errores, luego encontrarán la manera correcta de llegar al destino”.

Por supuesto, ha puntualizado que existen costos en tomar estos riesgos calculados y que el mayor costo en innovación es el costo de oportunidad. Pero, si no se intenta, nunca se sabrá qué funciona y qué no. De esta manera, “lo que funciona te pondrá por delante de tus competidores”.

Resolver para innovar

En relación al tema de la innovación, ha referido que no se trata solamente del panorama general; amerita detalles. La innovación, para él, consiste en cómo resolver los puntos débiles que enfrentan los clientes. Entonces, si se pueden identificar estos puntos de dolor, es allí donde se encontrará la oportunidad.

Daniel Zhang está consciente de que la mayoría de las personas se preocupa por las oportunidades de negocios, pero ha recalcado que si se quiere ser un verdadero empresario, tiene que resolver los problemas de toda la sociedad. “Mire alrededor del mundo, mientras más grande sea el problema que resuelva para la sociedad, mayor será el negocio que tendrá”.

“La misión de Alibaba, ‘hacer que sea fácil hacer negocios en cualquier parte’, es la razón por la que Alibaba se ha convertido en la compañía que es hoy. No sólo estamos haciendo el negocio por nosotros mismos, sino por una sociedad más amplia”.

Para él, las empresas nuevas deben centrarse en la creación de valor, no en la valoración. En este punto, considera que todo se trata de la gente. Si se tienen las personas adecuadas, se tiene la innovación adecuada. Y es que no sólo se trata de tener ideas, sino de tener personas con la visión y capacidad de ejecutarlas.

“Hay algunos jóvenes apasionados y creativos, pero no saben cómo ser buenos líderes. Entonces, tenemos que enseñarles cómo liderar un equipo. Es una de las formas en que nos aseguramos de que el éxito de Alibaba continúe en el futuro”.

Cuando Zhang discute con su equipo, siempre escucha primero. A veces se recuerda a sí mismo no comentar de inmediato porque, como CEO, cuando comenta significa que está haciendo un juicio. “Sólo dale tiempo a la gente para que arregle las cosas por sí misma. Pueden sorprenderte”.