El responsable de ciberseguridad japonés deja perplejo al mundo

12

Asombrada ha quedado la comunidad internacional, y especialmente la que hace vida en el campo de la seguridad cibernética, al conocer que justamente la persona encargada de la ciberseguridad de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020 no sabe nada de ordenadores.

Y es que los especialistas aún no saben cómo reaccionar ante la sorpresa que ha revelado recientemente Yoshitaka Sakurada, el ministro japonés encargado de ciberseguridad que ha admitido que nunca ha usado un ordenador en su vida profesional.

El hombre, de 68 años de edad, durante un encuentro parlamentario ha resultado confundido ante el concepto de una simple y súper conocida Memoria USB, lo que rápidamente ha corrido como pólvora por las redes sociales y portales informativos a escala mundial.

Sakurada es el vicepresidente de la Oficina Estratégica Gubernamental para Ciberseguridad en Japón y, por ende, la cabeza en la materia para los esperados Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020.

Él ha admitido que no usa computadoras y que todo lo delega a sus subalternos. “Desde que tenía 25 años siempre he recurrido a mis empleados y secretarias, así que no uso computadoras”, esta habría sido su respuesta ante una pregunta de la oposición, según medios locales, que dejó a todos boquiabiertos durante la sesión en la Cámara Baja del Parlamento.

A Sakurada también le habrían preguntado si en las centrales nucleares japonesas se usan memorias USB y, al parecer, también ha resultado seriamente desubicado. Los medios de la zona igualmente han publicado que sus respuestas y aseveraciones han causado incredulidad entre los legisladores.

“Es increíble que alguien que no haya tocado una computadora en su vida sea responsable de políticas de ciberseguridad”, así ha reaccionado Masato Imai, diputado de oposición, ante lo que muchos han calificado como “increíble e inaceptable”.

Nombramiento de Sakurada

Se ha conocido mediante la prensa local que Yoshitaka Sakurada apenas lleva un mes ocupando la vicepresidencia de la Oficina Estratégica Gubernamental para Ciberseguridad en Japón, luego de una restructuración gubernamental. Todo se ha dado después que Shinzo Abe, primer ministro japonés, quedara reelecto como presidente del partido político que representa hasta ahora.

En apenas ese tiempo aparentemente ha incurrido en otras serias equivocaciones, a juicio de los críticos locales, quienes no han dudado en reprochar este nombramiento. Y es que Japón se ha caracterizado por ser uno de los países con amplio avance en cuanto a ciencia y tecnología, por lo que creen debe contar con las personas ampliamente capacitadas en los cargos claves del gobierno.

“Doy instrucciones a mi ayudante y, por lo tanto, no tengo que meterme en una computadora, pero confío en que nuestro trabajo es impecable”, así se ha defendido Sakurada ante la serie de preguntas referidas a sus conocimientos de computación y las risas incrédulas de los legisladores que se mostraban desconcertados.

Según se ha podido conocer, en Japón al parecer se acostumbra que los ministros obtengan las preguntas de los parlamentarios antes de enfrentarse a los ocupantes de los curules, con la finalidad de prepararse con el equipo que le acompaña en el área que dirigen.

Sin embargo, todo pareciera indicar que esto no ha sucedido en este caso, ya que durante el encuentro con los parlamentarios se vio correr a varias personas para entregarle hojas con posible información y así lo han reflejado los medios locales.

Escalada de Yoshitaka Sakurada

Yoshitaka Sakurada, además de ser ministro de Estado para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, pertenece al Partido Demócrata Liberal y es miembro de la Cámara de Representantes en la Dieta Nacional.

Es nativo de Kashiwa, Chiba, y se ha titulado en la Universidad Meiji. También ha servido durante dos períodos en la asamblea de la ciudad de Kashiwa, desde 1987, así como en la asamblea de la Prefectura de Chiba desde 1995. Ya para 1996 resultó electo por primera vez en la Cámara de Representantes.

En enero de 2016, el ahora vicepresidente de la Oficina Estratégica Gubernamental para Ciberseguridad en Japón dijo que las mujeres de consuelo de la Segunda Guerra Mundial eran “prostitutas profesionales” y que “eso es un negocio”. Horas más tarde se disculpó por sus aseveraciones.

Las declaraciones de Sakurada, en ese entonces, motivaron una réplica inmediata desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, que las calificó de “absurdas” e “ignorantes”, considerando al político japonés de carecer de sentido de la vergüenza por tratarse de “un acto de violencia sexual llevado a cabo ampliamente contra las mujeres tomadas por la fuerza en el proceso de expansión imperialista de Japón”.

De acuerdo a Internacional Press, desde el Ministerio también se hizo hincapié en que la comunidad internacional reconocía el tema de las esclavas sexuales como una grave violación de los derechos humanos.

Igualmente remarcó la importancia de que en Japón se creara un entorno en el cual pudiera aplicarse plenamente el histórico acuerdo alcanzado entre Tokio y Seúl a finales de diciembre de 2015, para resolver de manera definitiva e irreversible el tema, sin causar más dolor a las víctimas.