Las soluciones de cloud híbrido y multicloud siguen ganando popularidad

Las empresas se han venido enfrentando a los grandes desafíos que presenta el panorama mundial actual y han sido muchas las organizaciones que se han visto forzadas adoptar las soluciones de cloud híbrido y multicloud para acelerar su transformación digital. 

La idea ha sido poder adaptarse a la situación excepcional derivada de la crisis de la COVID-19 y, según los expertos de Stackscale, la repentina adopción del trabajo remoto ha develado la necesidad de potenciar la flexibilidad y la seguridad TI (Tecnología de la Información) para garantizar el rendimiento y la competitividad. 

“Al descentralizar los puestos de trabajo, las empresas que seguían apostando por la infraestructura on-premise (en las instalaciones), por cuestiones de control, seguridad y/o rendimiento, han visto como los inconvenientes superaban de repente los beneficios de mantener su propia infraestructura”. 

Esto, de acuerdo a una entrada de blog, ha acelerado la migración a soluciones de Infraestructura como Servicio (IaaS). En la publicación se han hecho eco de las predicciones de Gartner, que han revelado que el mercado de la IaaS crecerá casi un 30 % en 2021, hasta alcanzar los 64,3 mil millones de dólares. 

Entonces, ante la búsqueda de soluciones TI que aporten flexibilidad y garantías de seguridad, las soluciones de cloud híbrido y multicloud siguen ganando popularidad entre las organizaciones de todo el mundo. 

Hay que recordar que las soluciones de cloud híbrido evitan la dependencia de un único proveedor, al tiempo que permiten combinar la agilidad de la nube con el alto nivel de seguridad, rendimiento, fiabilidad y control que ofrecen las soluciones dedicadas. 

Precisamente, la redundancia, desde el punto de vista de la seguridad, es uno de los aspectos claves en la IaaS. Y es que los grandes Centros de Procesamiento Datos (CPD) cuentan con medidas de redundancia difíciles de replicar a menor escala. 

Además, se ha afirmado que los proveedores de servicios en la nube ofrecen niveles de redundancia de red, replicación de datos, entre otros, con mayores garantías. 

“La redundancia geográfica también es clave para garantizar la continuidad de negocio y la durabilidad de los datos ante cualquier situación. Contar con diferentes CPD para georeplicar los datos es un factor que cada vez cobra más importancia entre las empresas”. 

La ciberseguridad como prioridad 

La ciberseguridad sigue ascendiendo en la lista de prioridades de las empresas ante el aumento de los ciberataques, sumado a la falta de herramientas y talento dentro de las organizaciones, lo que inclina cada vez más la preferencia hacia la nube. 

Como se sabe, son muchos los proveedores de cloud computing que cuentan con más recursos de seguridad para proteger la infraestructura y mantenerse actualizados. 

Entonces, contar con una infraestructura especializada que garantice la máxima ciberseguridad y protección de los datos resulta cada vez más esencial, de acuerdo a lo afirmado por David Carrero, vicepresidente de Ventas en Stackscale. 

“La tendencia hacia soluciones más personalizables, seguras, escalables y de alto rendimiento sitúa a las soluciones cloud dedicadas entre las mejores opciones para construir entornos TI seguros, resilientes, flexibles y fiables. Al mismo tiempo que los costes se siguen manteniendo bajo control”. 

En definitiva, los servicios gestionados, la escalabilidad del cloud (híbrido o multicloud) y la ciberseguridad siguen ganando peso entre las prioridades y presupuestos de las organizaciones hoy día, ante la posibilidad de que el teletrabajo se extienda más allá de la crisis sanitaria generada por el coronavirus. 

X