Nueva Orleans declara «estado de emergencia» por ransomware

12

Estado de Emergencia ha sido declarado recientemente por el Gobierno de Nueva Orleans (Luisiana, Estados Unidos) después de un evento de seguridad relacionado con ransomware.

Se ha podido conocer que el incidente de seguridad ha obligado a las autoridades a apagar inmediatamente sus computadoras, ya que se trataría del último de una serie de ciudades y estados atacados por ciberdelincuentes.

De acuerdo a un comunicado de prensa del Centro Criptológico Nacional (CCN), la actividad sospechosa ha sido detectada alrededor de las 5:00 de la mañana del viernes 13 de diciembre de 2019.

Kim LaGrue, jefe de TI (Tecnología de la Información) de la ciudad, ha informado en una conferencia de prensa que tres horas después (8:00 a. m.) se ha dado un aumento en esa actividad, incluyendo evidencia de intentos de phishing (suplantación de identidad) y ransomware (software malicioso usado para secuestro de información).

“Una vez que la ciudad confirmó que estaba bajo ataque, los servidores y las computadoras se apagaron”.

LaToya Cantrell, alcaldesa de Nueva Orleans, ha asegurado que tres días después del evento de seguridad no hay solicitudes hechas a la ciudad de Nueva Orleans, aunque se ha detectado ransomware. “Pero eso es parte de nuestra investigación”.

En la publicación del CCN se ha detallado que numerosos gobiernos locales y estatales han estado plagados de ransomware, un malware de cifrado de archivos que exige dinero para la clave de descifrado.

Pensacola, Florida y Jackson County, Georgia, son solo algunos ejemplos del flujo casi constante de ataques de ransomware durante el año pasado, un tipo de evento de seguridad que parecería repetirse con más intensidad cada día.

Antecedentes de ransomware

El Gobierno del estado de Luisiana ha sido atacado en noviembre, según el comunicado del CCN, lo que provocó que los funcionarios desactivaran los sitios web del gobierno y otros servicios digitales; también provocó que el gobernador declarara un estado de emergencia. Esa fue la segunda declaración del estado relacionada con un ataque de ransomware en menos de seis meses.

“Los gobiernos y las autoridades locales son particularmente vulnerables, ya que a menudo carecen de fondos y recursos suficientes, y no pueden proteger sus sistemas de algunas de las principales amenazas”.

En el caso de Nueva Orleans parece que la ciudad estaba algo preparada y, por eso, los funcionarios han dicho que este fue el resultado de la capacitación y su potencial para operar sin Internet.

Lo cierto es que la investigación se encuentra en sus primeras etapas pero, por ahora, se ha podido conocer que aparentemente los empleados de la ciudad no interactuaron ni proporcionaron credenciales o información a posibles atacantes, según los funcionarios.

Collin Arnold, director de Seguridad Nacional, ha agregado que por ahora han vuelto a la pluma y el papel para prevenir que este evento de seguridad logre su cometido de secuestrar información importante.

“Si hay algo positivo acerca de ser una ciudad que ha sido afectada por desastres y esencialmente se ha reducido a cero en el pasado, es que nuestros planes y actividades desde una perspectiva de seguridad pública reflejan el hecho de que podemos operar con Internet, o sin redes en la ciudad”.

Una ciudad ciberresiliente

Se ha indicado que la policía, los bomberos y el EMS (Servicio Médico de Emergencia, por sus siglas en español) de Luisiana se encuentran preparados para trabajar fuera de la red de Internet de la ciudad.

“Las comunicaciones de emergencia no se ven afectadas por el incidente de seguridad cibernética, según los funcionarios de la ciudad. Sin embargo, otros servicios, como programar inspecciones de edificios, se manejan manualmente”.

Fuera de la red de la ciudad también funciona el Centro de Delitos en Tiempo Real de Nueva Orleans, sin embargo, las cámaras de toda la ciudad graban de forma independiente.

Siendo así, en este momento todas esas cámaras todavía están grabando independientemente de la conectividad a la red de la ciudad, de acuerdo a lo explicado por Collin Arnold.