Smart Energy Platform, supervisión remota de red de distribución eléctrica

4

Microsoft ha firmado un acuerdo con la Unión Fenosa Distribución (UFD, desde septiembre de 2018), la distribuidora de energía eléctrica del Grupo Naturgy, para aplicar la tecnología de la suite de Microsoft Azure IoT en el desarrollo e implementación de Smart Energy Platform (Plataforma de Energía Inteligente), un sistema de supervisión remota de su red de distribución eléctrica.

Naturgy, de esta manera, podrá alcanzar nuevas cuotas de innovación en la distribución de energía, al tiempo que se beneficiará de todas las ventajas que la Inteligencia Artificial (IA) pone a su disposición.

Se ha informado que Microsoft, aprovechando la potencia de Azure IoT y los servicios de la nube para la recopilación y análisis de datos, ha trabajado junto con Naturgy para que la compañía pueda crear su solución Smart Energy Platform capaz de monitorizar de forma inteligente la red de distribución eléctrica de UFD.

Esto, según un comunicado de prensa, ha sido posible gracias a la instalación de distintos tipos de sensores IoT (Internet de las Cosas) de bajo consumo que han sido desarrollados a medida de las necesidades del proyecto.

Los dispositivos ofrecen un sistema avanzado de monitorización y aprovechan el potencial de la nube para realizar un análisis en tiempo real. Se ha explicado que la adopción de este sistema sirve a Naturgy para optimizar el mantenimiento y mejorar el estado de su red de distribución de un modo proactivo.

Además, Smart Energy Platform le permite a la compañía anticiparse a la aparición de incidencias, generar un ahorro de costos y mejorar el servicio a los clientes.

Raúl Suárez, director de la UFD, ha afirmado que el reto de la compañía es el desarrollo, la tecnificación y la digitalización de las redes eléctricas aplicando la innovación y las nuevas tecnologías para así garantizar la calidad del suministro y contribuir a la evolución y la sostenibilidad del sistema eléctrico.

“Para ello, seguiremos poniendo el foco en el talento interno y promoveremos el intercambio de conocimientos con el talento externo para así generar nuevos proyectos y colocarnos en la vanguardia del sector”.

También se ha indicado que el proyecto de supervisión remota se encuentra actualmente en su fase piloto y que ambas empresas están trabajando de la mano para desarrollar el hardware específico que posibilitará la detección de un amplio abanico de incidencias en las redes eléctricas. Además, la UFD pretende ampliar dicha plataforma a otras áreas para mejorar sus procesos en otras regiones.

Rendimiento de las redes eléctricas

La evolución de la Plataforma de Energía Inteligente permitirá a UFD maximizar el rendimiento de sus redes. Y es que será posible conocer la carga que soporta cada cable en tiempo real, gracias a los datos proporcionados por los diferentes sensores IoT.

También se sabrá su capacidad máxima en cada instante mediante el análisis de parámetros tales como la temperatura del cable, la ambiental o el grado de humedad.

“De ese modo, es posible racionalizar el uso de la infraestructura de un modo más preciso y realizar una optimización dinámica de la carga que soporta para alcanzar la máxima eficiencia, evitando al mismo tiempo la saturación de puntos concretos de la red eléctrica”.

Desde Microsoft se ha indicado que esta evolución a la plataforma Smart Energy Platform hará posible que la compañía pueda dar una respuesta anticipada frente a los retos que el sector eléctrico tiene por delante como, por ejemplo, el suministro eléctrico descentralizado a los coches eléctricos o la gestión del autoconsumo.

Además, la plataforma de supervisión remota le facilita a la UFD la capacidad de innovar para que pueda continuar ofreciendo el mejor servicio de su red de distribución eléctrica a los clientes.

En lo sucesivo, las fases del proyecto se centrarán en el desarrollo de una plataforma basada en la Inteligencia Artificial de Microsoft Azure, que haga que se pueda diferenciar, por ejemplo, entre distintos patrones producidos en el tendido eléctrico, para así poder detectar la causa y la localización exacta de incidencias, reduciendo de forma drástica los tiempos de intervención.

En una fase posterior del proyecto se espera poder avanzar en la automatización a la hora de generar partes de intervención con Dynamics 365. El sistema, de esa forma, será capaz de detectar la incidencia, determinar la solución y poner en marcha todos los procesos necesarios para alcanzarla, al tiempo que acortará los tiempos de intervención.

Solución de principio a fin

En el anuncio oficial se ha insistido en que la plataforma de Energía Inteligente garantiza una solución de principio a fin, que comienza con el asesoramiento en el diseño de los sensores IoT que recogerán los datos, pasando por el diseño de la red de transporte que se encargará de la comunicación y envío de datos a la nube de Microsoft.

La herramienta finaliza en el procesado y la explotación inteligente de los datos en la nube, garantizando la seguridad en cada uno de los procesos, desde su propio diseño, para ayudar a proteger los datos que gestionan, garantizar la privacidad y resguardar las infraestructuras.

“El diseño de la solución se basa en una arquitectura híbrida con dispositivos Edge conectados a la nube, lo que permite que los algoritmos de Inteligencia Artificial puedan ponerse a punto en el cloud y después desplegarse a nivel de campo para tener una respuesta en tiempo real”.

Igualmente se ha apuntado que gran parte del procesado inteligente de los datos se realiza directamente sobre el terreno, gracias a la potencia que ofrece Microsoft IoT Edge, sin necesidad de enviar los datos a la nube; esto optimiza el tiempo de reacción para la toma de decisiones inteligentes.

Los dispositivos pierden menos tiempo en comunicarse con la nube al trasladar determinadas cargas de trabajo al perímetro de la red, reaccionan con más rapidez a cambios locales y de forma más fiable, incluso durante períodos prolongados sin conexión.

Además, sólo una pequeña fracción de los datos adquiridos por IoT Edge son significativos después de analizarlos por lo que, enviar solo lo necesario al cloud, reduce el costo que supone el envío de todos sus datos a la nube y mantiene su buena calidad.

Miguel Ángel Sánchez, director de Gestión de Activos de la UFD, ha sostenido que cuentan con una innovadora solución end-to-end que incluye las garantías que una empresa como UFD necesita, gracias a la plataforma Azure y a los servicios de consultoría de Microsoft impulsados por Digital Advisor.

Hay que recordare que UFD, del grupo Naturgy, es el tercer distribuidor de electricidad de España con 3,7 millones de puntos de suministro. Se ha precisadi que la compañía opera una red de 113 mil kilómetros de extensión y que ya ha desplegado el 99,6% de contadores inteligentes que recogen diariamente 500 millones de registros y permiten el funcionamiento del sistema.