El iPad como herramienta de enseñanza en las clases de idiomas

8

El iPad es una herramienta de enseñanza de las más poderosas que tienen los profesores para salvar las divisiones de idiomas. Por lo menos así lo consideran Nick Kyriakidis y su colega Sinaan El Haq Hadjeri, quienes alternan la instrucción en las clases de idiomas en Wilhelm Ferdinand Schussler Day School en Dusseldorf, Alemania.

Kyriakidis ha comentado que los niños se retiran cuando temen cometer errores pero, si se intenta reducir este temor, es mucho más fácil para los estudiantes trabajar con ellos porque no tienen nada que perder.

“Con el iPad es diferente a cuando escriben algo (en papel, por ejemplo) y entro con mi bolígrafo rojo y digo ‘eso está mal’. Con el iPad (en cambio) aprenden por sí mismos”.

Nick Kyriakidis le pide a un alumno diferente que diga “buen día” en su idioma nativo al comienzo de las clases de idiomas. Y es que la diversidad de esta aula es un reflejo del rostro cambiante de Alemania y Europa, según un comunicado de prensa de Apple.

La región ha visto la mayor afluencia de inmigrantes y refugiados, desde la Segunda Guerra Mundial, en los últimos cinco años. A muchos les ha tocado huir de la violencia y la guerra en el Medio Oriente y eso representa un conjunto de desafíos para los educadores: no solo están compitiendo con diferentes idiomas, sino con alfabetos completamente diferentes.

En algunos casos, inclusive, los recién llegados nunca han pisado un aula, de acuerdo a la publicación de la compañía. Además, aproximadamente el 20% de los 325 estudiantes de la escuela, que provienen de 39 países diferentes, son “Deutsch als Zweitsprache” (DAZ), que se traduce como “alemán como segundo idioma”.

Específicamente, de los siete estudiantes que se encontraban en las clases de idiomas el día de la visita del equipo de Apple, cuatro eran de Siria y los tres restantes de Afganistán, Irak y Kenia.

Herramienta de enseñanza

Se ha informado que el 100% de los participantes se ha graduado desde que la escuela comenzó el programa 1: 1 iPad, donde cada estudiante tiene acceso a su propia herramienta de enseñanza, lo que representa un aumento de más del 20%. En ninguna parte, según lo publicado, la diferencia es más transformadora que con los estudiantes de DAZ.

Esto incluye a Ibrahim Medina, de 13 años, y su hermano Mohammed, de 16 años, quienes llegaron a Alemania con sus padres y dos hermanos menores. Su viaje desde Aleppo, Siria, los ha llevado a través de Turquía antes de que la familia se estableciera en Dusseldorf.

Medina ha dicho que se sentían muy solos cuando llegaron porque no podían hablar ni una palabra de alemán y que tenían problemas para hacer amigos. Ella, su hermano y los otros estudiantes de esta clase han trabajado con sus iPad a diario, incluyendo el uso de varias lecciones que Kyriakidis creó con Keynote, en el transcurso del año pasado.

Medina, a día de hoy, ya puede reunir una oración en el orden correcto de las palabras y usa el registro de voz en su iPad para decirlo en alemán. La herramienta de enseñanza le da a ella y a los otros estudiantes la oportunidad de pronunciar palabras en el extranjero por sí mismas, sin miedo a la vergüenza, al tiempo que trabajan a su propio ritmo.

Tecnologías de Apple

Desde la compañía de la manzanita mordida también se ha informado que las escuelas de toda Europa están encontrando nuevas formas de utilizar la tecnología de Apple para ayudar a los profesores y estudiantes a conectarse y comunicarse.

Por ejemplo, en la universidad Daniel Argote en Pau, Francia, los estudiantes son enviados a casa con una lección de video grabada por su maestro en su iPad. Al día siguiente trabajan en función de la tarea en clase. Los estudiantes, cuyos padres no dominan el francés, pueden ampliar su aprendizaje dentro y fuera del aula.

“En la Escuela Stenkulaskolan en Malmo, Suecia, donde el 98% de los estudiantes hablan sueco como segundo idioma, los maestros han visto un aumento del 80% en las calificaciones de matemáticas desde que comenzaron a enviar a su hogar videos de instrucción similares, grabados por un maestro en sueco”.

Apple anunció en mayo que Malala Fund se uniría a su asociación con la escuela vocacional Simplon para enseñar el lenguaje de codificación de Swift a grupos desatendidos en Francia, con un nuevo enfoque en las mujeres refugiadas y desplazadas.

Every Can Code, el plan de estudios de Apple, les ayudará a adquirir las habilidades prácticas necesarias para una carrera en el desarrollo de software. La empresa proporcionará fondos para la contratación y capacitación de docentes, así como para dispositivos como el iPad.