Incorporando Blockchain a los procesos de gestión medioambiental

3

SigneBlock, una compañía del Grupo Signe especializada en Blockchain, y Heura, dedicada al asesoramiento y gestión medioambiental, han firmado un acuerdo de colaboración para aplicar la tecnología de cadena de bloques a la optimización de la gestión de residuos.

Mediante un comunicado de prensa se ha anunciado que se trata de un proyecto tecnológico y medioambiental, pionero en España, que permitirá incorporar los beneficios de la tecnología Blockchain a los procesos de gestión medioambiental.

Además, esta colaboración aportará la posibilidad de implantar sistemas que garanticen el cumplimiento de la responsabilidad asociada a las actividades relativas a la de fabricación de productos.

Marta Gutiérrez, CEO de SigneBlock, ha insistido en la importancia de llevar el Blockchain al sector de tratamiento de residuos con la finalidad de conseguir una economía circular.

“Se trata de un reaprovechamiento del proceso para contribuir a combatir el cambio climático. Es necesario crear un sistema de producción sostenible, gestionando la información vinculada al residuo en todas las etapas de la cadena de suministro, de forma ágil y segura”.

De esta manera se optimizaría ese tratamiento, se verificaría el cumplimiento de la normativa vigente por cada entidad responsable y también permitiría a todos los implicados trazar el procedimiento que cada residuo ha seguido.

La CEO de SigneBlock ha explicado que, por ejemplo, “se podrá tokenizar reputacionalmente a las fábricas por el incumplimiento de la normativa, haciendo posible para el usuario verificar la trazabilidad posterior”.

Los aportes de Blockchain

En el comunicado también se ha recordado que la trazabilidad y transparencia que ofrece el Blockchain ayuda a conocer con exactitud todo el proceso por el que pasa un residuo, asegurando que cumple con la normativa internacional y facilitando su trazabilidad por todas las partes implicadas en el proceso.

Con este acuerdo entre SigneBlock y Heura, ambas empresas trabajarán de forma conjunta para ofrecer soluciones integrales que permitan, no sólo identificar los residuos de forma unívoca, sino que sus características y geolocalización se incorporen a Blockchain.

“Esto permitirá un seguimiento de forma ágil, segura e inalterable por todos los agentes, ya sean fabricantes, envasadores o distribuidores, implicados en la gestión de residuos originados en los procesos productivos”.

Jose Guaita, CEO de Heura, ha asegurado que algo está cambiando en la gestión de residuos. Y es que, luego de 20 años de actividad sobre la gestión de los residuos de las producciones industriales, en la compañía saben que este sector podría haber evolucionado de una forma más acorde con la realidad social existente.

“En muy pocas ocasiones se ha trabajado sobre estos flujos teniendo en cuenta la oportunidad de creación de riqueza y de nuevos mercados que supone y, pese a la gran cantidad de normativa sectorial aplicable, se han invertido muchos esfuerzos en maquillar prácticas desleales que incidían directamente en el deterioro de nuestro entorno en beneficio de unos pocos”.

A su juicio, disponer de información contrastada y no manipulable en la cadena de suministro de este tipo de servicios, generará grandes oportunidades de negocio para aquellos que “lo hagan bien”, ayudará ciertamente al desarrollo de la deseada economía circular y a la protección del medio ambiente para las generaciones futuras.

Aunque el mejor residuo es el no generado, el CEO de Heura ha dejado claro que la gestión, recuperación y reciclado de sus residuos es responsabilidad del productor.

“Es por ello que resulta necesario mejorar la trazabilidad para que cada residuo reciba el tratamiento adecuado a sus características, con la mejor tecnología disponible y en una instalación autorizada para ello”.

Ayudando a la gestión medioambiental

El objetivo de esta colaboración, de acuerdo a la publicación de SigneBlock, es potenciar el desarrollo progresivo de una economía circular que contribuya a conseguir los objetivos que Europa y la ONU (Organización de Naciones Unidas) han fijado al respecto para el período 2020-2030.

En este sentido, se ha conocido que se demandan cambios en los modelos productivos que vayan especialmente dirigidos a potenciar la protección del medioambiente.

Hay que mencionar que Blockchain es una tecnología que, a través de una red de nodos distribuidos y conectados entre sí, permite construir un ecosistema interconectado muy resistente a potenciales ciberataques.

En esa red de nodos distribuidos y conectados queda traza de toda la información protegida, de una forma criptográficamente segura, lo que otorga una total transparencia y fiabilidad en la información que ofrece.

Se ha resaltado que su uso en los procesos de gestión medioambiental los dotará de una seguridad que no puede ofrecer ninguna otra tecnología que hasta ahora se haya conocido.