Infraestructura y capacitación en habilidades digitales, nuevas inversiones de Google en Europa

74

Sundar Pichai, CEO de Google, acaba de anunciar las nuevas inversiones de la compañía en infraestructura y capacitación en habilidades digitales en Europa, luego de reunirse con Antti Juhani Rinne, primer ministro finlandés, en Helsinki.

Durante el encuentro se han discutido las prioridades de Rinne para la Presidencia de la Unión Europea (UE), desde construir un crecimiento económico sostenible hasta lograr un futuro libre de carbono.

A juicio de Pichai, los países nórdicos son excelentes ejemplos de cómo Internet puede ayudar a impulsar el crecimiento económico. Es por eso que la compañía se encuentra apoyando las ambiciones digitales de Europa, de dos maneras, como parte de la visión de construir un Google más útil para todos.

La primera de las maneras de ayudar a Europa es continuar invirtiendo en infraestructura digital sostenible en toda la región. Al respecto, el CEO de Google ha anunciado que planean invertir tres mil millones de euros para expandir los centros de datos en Europa durante los próximos dos años.

“Eso elevará nuestra inversión total en la infraestructura de Internet de Europa a 15 mil millones de euros desde 2007. Nuestras inversiones generan actividad económica para la región y respaldan más de 13 mil empleos a tiempo completo en la UE cada año, según un estudio publicado por Copenhagen Economics”.

La compañía del buscador más popular, como parte de esta nueva inversión, planea invertir otros 600 millones de euros en 2020 para expandir la presencia de su centro de datos en Hamina, Finlandia, llevando la inversión total de Google a dos mil millones de euros desde 2009.

Las inversiones, de acuerdo a lo planteado por Sundar Pichai, respaldarán aproximadamente cuatro mil 300 empleos en Finlandia por año, en promedio, durante los próximos dos años y más.

“Nuestro centro de datos de Hamina es un motor importante de crecimiento económico y oportunidades. También sirve como modelo de sostenibilidad y eficiencia energética para todos nuestros centros de datos”.

Capacitación en habilidades digitales

La segunda forma en que Google puede ayudar a Europa es aprovechando sus oportunidades a través de inversiones para volver a capacitar a la fuerza laboral para la nueva economía digital. “Si la infraestructura es la columna vertebral de una economía digital fuerte, la gente está en su corazón”.

En este sentido, Pichai dijo que los nórdicos ya han demostrado un fuerte liderazgo. En Finlandia, por ejemplo, se está educando al 1% de su población en Inteligencia Artificial (IA).

Indicó que la IA es solo un área donde se necesita más educación, ya que se debe tomar en cuenta que el 90% de todos los trabajos requerirán cierto nivel de habilidades digitales en los próximos 10 a 15 años.

“Es por eso que lanzamos Grow with Google, un esfuerzo global para proporcionar capacitaciones gratuitas diseñadas para ayudar a las personas a encontrar un trabajo, avanzar en su carrera o hacer crecer su negocio. En Europa, ya hemos capacitado a más de cinco millones de personas en habilidades digitales, tanto en línea como en aulas físicas”.

Justamente, en Helsinki, recientemente fue abierto un centro de habilidades Grow with Google llamado Digital Garage. Pichai ha tenido la oportunidad de reunirse con varios estudiantes que ya han asistido allí a los cursos para analizar los desafíos que enfrentan los solicitantes de empleo de hoy día y la importancia de las habilidades digitales en el mercado laboral en constante cambio.

El CEO además ha recordado que Google.org, el brazo de filantropía de la compañía, está otorgando una subvención por dos millones de dólares a Nesta, una fundación centrada en la innovación, con la finalidad de ayudar a más personas a prepararse para futuros trabajos.

Se ha explicado que Nesta, con esta subvención, organizará asociaciones de capacitación con sindicatos en Finlandia, Suecia, Dinamarca, los Países Bajos y Bélgica.

“En Google, sentimos una gran responsabilidad de garantizar que todos puedan beneficiarse de las oportunidades que crea la tecnología. Eso se aplica no solo a la capacitación laboral sino también al desarrollo de innovación responsable. Por ejemplo, el año pasado, anunciamos un conjunto de principios de IA que guían nuestro trabajo y los tipos de proyectos que seguiremos”.

Pichai ha dejado claro que no se trata de un trabajo exclusivamente para una empresa o una región. Es por eso que también se ha unido a una mesa redonda con partes interesadas de todos los países nórdicos, organizada por el Gobierno finlandés, en el centro de habilidades de Google. La idea ha sido analizar cómo pueden trabajar juntos para avanzar en estas prioridades.

Ha informado que discutieron el papel de la regulación inteligente y los marcos globales para guiar el desarrollo de la Inteligencia Artificial y otras tecnologías emergentes.

“Esperamos asociarnos con los gobiernos y otras partes interesadas en los meses y años venideros. Juntos, podemos asegurarnos de que todos los europeos se beneficien de una economía digital fuerte y sostenible”.

Inversión en energía renovable

Si se trata de infraestructura, Sundar Pichai también ha añadido que recientemente han dado otro gran paso en su compromiso con la sostenibilidad a escala mundial, al realizar la compra corporativa más grande de energía renovable de la historia.

“Casi la mitad de los megavatios producidos estarán aquí en Europa, a través del lanzamiento de 10 proyectos de energía renovable. Estos acuerdos estimularán la construcción de más de mil millones de euros en nuevas infraestructuras energéticas en la UE”.

Se trata de acuerdos que van desde un nuevo proyecto eólico marino en Bélgica, hasta cinco proyectos de energía solar en Dinamarca y dos proyectos de energía eólica en Suecia.

Google, en Finlandia, igualmente se ha comprometido a dos nuevos proyectos de energía eólica que duplicarán aún más su capacidad de energía renovable en el país y garantizarán que siga emparejando casi todo el consumo de electricidad en su centro de datos finlandés con fuentes locales libres de carbono, incluso a medida que crecen sus operaciones.