La prevención de amenazas, una prioridad en la lista de todos

7

La necesidad urgente de la seguridad de red es un tema global que inquieta a muchos, ya que no es un secreto lo costoso y frecuente que han resultado las infracciones de datos. Este panorama cibernético mundial, entonces, llama a pensar y actuar en pro de la prevención de amenazas.

Como se sabe, este mismo panorama ha estado plagado de ransomware y otros ataques y, de hecho, desde el Foro Económico Mundial se ha informado que los ataques cibernéticos han representado una de las cinco principales amenazas para el desarrollo económico mundial en 2019.

Es por esto que en Check Point, compañía de ciberseguridad, consideran que la prevención de amenazas sigue ocupando un lugar destacado en la lista de todos este año.

“Después de todo, las organizaciones comparten el mismo objetivo: proteger su empresa garantizando la seguridad de sus secretos comerciales y la privacidad de sus clientes, y seguir cumpliendo. Entonces, todos están actuando rápidamente para cumplir con las iniciativas de transformación digital”.

La cita corresponde a una entrada de blog donde también se ha explicado que el cibercrimen sigue prosperando y que es letal. Los cibercriminales, con una abundancia de tecnologías sofisticadas a su disposición, ya no necesitan pasar mucho tiempo para crear brillantes y evasivos ciberataques.

Además, se ha indicado que (a menudo) nadie se da cuenta de que ha sido atacado hasta que es demasiado tarde, debido a las distracciones del crecimiento de la red corporativa y el mayor tráfico de Internet.

“A las organizaciones les lleva mucho tiempo y es costoso recuperarse de un ataque, y es un desafío para ellas enfrentar el desafío cada vez mayor de detener a los ciberdelincuentes antes de que ocurra un ataque”.

Prevenir y frustrar ataques

Desde la compañía de seguridad cibernética se ha apuntado que cada red necesita un dispositivo de seguridad de red para tener éxito en prevenir y frustrar ataques, que funcione de acuerdo con las políticas de seguridad de una organización, realice un seguimiento y filtre el tráfico de red entrante y saliente.

“En pocas palabras, el tráfico no amenazante debe permanecer dentro y el tráfico peligroso debe mantenerse fuera. Se puede implementar un Firewall para ubicarse entre una red interna privada e Internet pública para proteger la red de virus, gusanos, troyanos, spyware, adware y ransomware”.

Y es que los firewalls, a medida que las amenazas cibernéticas se vuelven más frecuentes y viciosas, se están expandiendo a un nuevo mercado que consiste en firewall de red y Firewall de Próxima Generación (NGFW).

Este mercado de Network Firewall de rápido crecimiento, según Gartner, se compone principalmente de firewall de próxima generación que ofrece controles bidireccionales (tanto de entrada como de entrada) para proteger las redes.

“Estas redes pueden ser locales, híbridas (locales y en la nube), públicas o privadas. Los cortafuegos de red ofrecen defensa contra la capa de aplicación y los ataques avanzados de malware a través de la detección y prevención de intrusos”.

También implican muchas salvaguardas que incluyen escaneos continuos de redes, conocimiento y control de aplicaciones, registro e informes. Los firewall de próxima generación, además de combatir los ataques, pueden identificar y bloquear completamente el malware incluso antes de que ingrese a la red.

Capacidades de prevención de amenazas

Desde Check Point se ha afirmado que la compañía continúa esforzándose por la excelencia (cuando se habla de prevención de amenazas) al ofrecer las capacidades más avanzadas de prevención de amenazas e inteligencia de amenazas.

Igualmente brinda integridad de la visión de seguridad, socios tecnológicos sólidos, escalabilidad, seguridad de red de hiperescala para capacidades de alto rendimiento y ofertas de administración centralizada para el control en todas las redes y entornos de nube.

“Está claro que la tecnología de firewall de próxima generación ha alcanzado nuevos picos de inteligencia y seguridad de amenazas en tiempo real, trabajando para proteger a empresas enteras, incluidos centros de datos, dispositivos móviles, puntos finales, nube e IoT (Internet de las Cosas)”.

A pesar de esto se ha señalado que no importa cuán excelente sea la tecnología empleada, ya que se necesitan personas altamente calificadas y políticas bien definidas para que las organizaciones logren la transformación digital.

“Luego, los cibercriminales se detendrán en seco, lo que le permitirá hacer crecer su organización en un momento de paz”, según lo publicado en el blog de Check Point.