La transformación digital, un tema de políticas mundiales

13

Formuladores de políticas mundiales y representantes de la industria tecnológica se han reunido recientemente para discutir los tipos de políticas públicas que alientan a las organizaciones a adoptar la transformación digital de hoy.

Los portavoces de CenturyLink han sido algunos de los que se han dado cita con los responsables políticos mundiales, en una conferencia organizada por el Consejo de Negocios Internacionales de los Estados Unidos, en conjunto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y Negocios en la OCDE.

Hay que recordar que la OCDE es un organismo de cooperación internacional compuesto por 36 estados y su objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales. La Organización fue fundada en 1961 y su sede central se encuentra en París, Francia.

Ted Price, consejero general adjunto para Asuntos de Gobierno Internacional, ha publicado que la conferencia se centró en el Proyecto Going Digital de la OCDE, lanzado en 2017 para ayudar a los formuladores de políticas a enfrentar los desafíos de la transformación digital que no para de ocurrir en todo el mundo.

Price ha informado que la primera fase del proyecto dio lugar a un documento técnico de la OCDE titulado: “Going Digital: Shaping Policy, Improving Lives”, así como a un Digital Toolkit en línea, ambos publicados en marzo de este año.

“La transformación digital se centra en servicios de tecnología emergente, como Internet de las Cosas (IoT), Big Data, Inteligencia Artificial (AI) y Aprendizaje Automático (ML). Ofrece mayor innovación, productividad y crecimiento, pero también presenta algunos desafíos en temas relacionados con la privacidad y la seguridad”.

Áreas claves de la transformación digital

Teniendo en consideración esos aspectos, el informe publicado recientemente por la OCDE se ha centrado en varias áreas que CenturyLink considera claves, de acuerdo a la publicación del consejero general adjunto.

En primer lugar, se cree que la regulación no puede seguir el ritmo de la innovación tecnológica, particularmente para las tecnologías emergentes que se encuentran en las primeras etapas de desarrollo.

CenturyLink, en este sentido, está de acuerdo en que los gobiernos que modernizan las regulaciones existentes para la era digital se abstengan de adoptar regulaciones excesivamente prescriptivas y se involucren en modelos de gobernanza de múltiples partes interesadas que mejorarán el desarrollo económico, la innovación, la inversión y los empleos.

En la compañía tienen claro que la confianza del consumidor en la privacidad y la seguridad es esencial para la adopción y el crecimiento global de Internet, así como el uso de tecnologías emergentes como IoT e IA.

“Las leyes de privacidad deben modernizarse para abordar la transformación digital que ya está teniendo lugar en la economía global. Creemos que el fortalecimiento de la ciberseguridad en este entorno requiere que los gobiernos y las empresas implementen las mejores prácticas y las respuestas a incidentes”.

Esas prácticas y respuestas se encuentran en el Marco de Ciberseguridad del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, así como en la Guía Internacional Contra las Redes de Bots, desarrollada por el Consejo para asegurar la economía digital.

Ted Price además ha citado el libro blanco para referirse al fomento de la apertura del mercado, como otro aspecto clave de la transformación digital que ha detectado en el informe publicado recientemente por la OCDE.

“La apertura del mercado permite que la digitalización prospere al crear un entorno favorable para las empresas que permita a las empresas extranjeras y nacionales competir en pie de igualdad y sin restricciones excesivas ni condiciones onerosas”.

CenturyLink, en este punto, apoya firmemente los nuevos acuerdos que abren mercados alrededor del mundo a la provisión de bienes y servicios de comunicaciones y tecnología de la información sin restricciones a la inversión extranjera, según el consejero.

Estado de la transformación digital

Price ha hecho referencia a un estudio encargado por CenturyLink, titulado: “Estrategias de transformación digital empresarial que convierten la interrupción en la diferenciación”, donde el 30% de los clientes encuestados no tenía una estrategia de transformación digital.

El 92% de los consultados desea ayuda de terceros para su transformación digital y el 40% considera que la ciberseguridad ha mejorado. Con ello, se reafirma que la privacidad y la confiabilidad del sistema son impulsores claves de los resultados deseados para la transformación digital, por lo que deberían ser consideradas como políticas mundiales.

“Como el segundo mayor proveedor de servicios empresariales en América del Norte y uno de los mayores proveedores de servicios troncales de Internet en el mundo, con operaciones en más de 60 países, CenturyLink está bien posicionado para ayudar a nuestros clientes a gestionar la creciente red y la complejidad de TI”.

Asimismo, ha dicho que la compañía proporciona un sólido conjunto de soluciones de ciberseguridad, gestionadas para respaldar el proceso de transformación digital de los clientes.

El consejero general adjunto espera continuar trabajando con los responsables de la formulación de políticas mundiales en estos temas importantes que tienen el potencial de fortalecer la economía global.