Centros de datos con plataforma informática inteligente en carbono

Fuente: Google

Ana Radovanovic, líder técnico de Google para Computación inteligente en carbono, tiene claro que abordar el desafío del cambio climático exige una transformación de cómo el mundo produce y utiliza la energía, sobre todo si se trata para su uso en los centros de datos a hiperescala.

En Google, según ella, han sido neutrales en carbono desde 2007; sin embargo, dice que 2019 marcó el tercer año consecutivo en el que igualaron su uso de energía con compras de energía 100 % renovables.

Ahora, confirma que en la compañía están trabajando para obtener energía libre de carbono 24×7 en todos los lugares donde tienen centros de datos que entregan sus productos a miles de millones de personas en todo el mundo.

“Para lograr energía libre de carbono 24×7, nuestros centros de datos deben trabajar más estrechamente con fuentes de energía libres de carbono como la solar y la eólica”.

Y es que en Google han creado una nueva plataforma informática inteligente en carbono. Se trata de su último avance en sostenibilidad desarrollado por un pequeño equipo de ingenieros, quienes tuvieron la capacidad de identificar los beneficios que podría tener esta plataforma informática inteligente en carbono.

Radovanovic ha indicado que diseñaron e implementaron este sistema primero en su tipo para sus centros de datos de hiperescala, es decir, aquellos que son muy grandes, con la intención de cambiar el tiempo de muchas tareas de computación cuando las fuentes de energía bajas en carbono (como la eólica y la solar) son más abundantes.

Esto se hace sin hardware adicional y sin afectar el rendimiento de los servicios de Google como Búsqueda, Mapas y YouTube, algunos de los más usados por las personas durante las 24 horas del día.

Energía libre de carbono

La líder técnico de Google ha comentado que cambiar el tiempo de las tareas informáticas no urgentes, como crear nuevas funciones de filtro en Google Photos, procesamiento de video de YouTube o agregar nuevas palabras al Traductor de Google, ayuda a reducir la huella de carbono de la red eléctrica, acercándose a la energía libre de carbono 24×7.

“Cada día, en cada centro de datos de Google, nuestra plataforma inteligente de carbono compara dos tipos de pronósticos para el día siguiente. Uno de los pronósticos, proporcionado por nuestro socio Tomorrow, predice cómo cambiará la intensidad promedio de carbono por hora de la red eléctrica local en el transcurso de un día”.

Entre tanto, un pronóstico interno complementario de Google predice los recursos de energía por hora que un centro de datos necesita para ejecutar sus tareas de cómputo durante el mismo período.

Luego, en la compañía utilizan los dos pronósticos para optimizar las pautas, hora por hora, y así alinear las tareas de cómputo con los tiempos de suministro de electricidad con bajas emisiones de carbono.

Según la ejecutiva, los primeros resultados demuestran trabajos de cambio de carga con conciencia de carbono. “Los resultados de nuestro piloto sugieren que al cambiar los trabajos de computación podemos aumentar la cantidad de energía baja en carbono que consumimos”.

Además, ha agregado que los datos del piloto ilustran cómo el nuevo sistema cambia el cómputo desde la línea de base (línea discontinua) para alinearse mejor con los momentos menos intensivos en carbono del día, como temprano en la mañana y tarde en la noche (línea continua), cuando la energía eólica es más abundante.

Tareas de cómputo flexibles

La primera versión de esta plataforma de computación inteligente en carbono se enfoca en cambiar las tareas a diferentes momentos del día, dentro del mismo centro de datos.

“Pero también es posible mover tareas de cómputo flexibles entre diferentes centros de datos, de modo que se complete más trabajo cuando y donde hacerlo sea más amigable con el medio ambiente”.

El plan futuro de la empresa es cambiar la carga en tiempo y lugar para maximizar la reducción de las emisiones de CO2 a nivel de red.

X