Instagram protege a usuarios más vulnerables

9

Instagram ha sufrido un fallo mundial este miércoles 13 de marzo de 2019, afectando a sus usuarios e impidiéndoles postear fotos, historias o hacer transmisiones en vivo. Esto ha sucedido apenas seis días después de que la red social publicara una serie de cambios en su contenido para proteger a los usuarios más vulnerables.

La caída del servicio también ha perturbado el funcionamiento de la app de mensajería instantánea WhatsApp, así como a la red social Facebook, esta última propietaria de las anteriores.

La compañía ha admitido que su familia de aplicaciones y redes sociales ha experimentado problemas e intermitencia en sus servicios. “Somos conscientes de que algunas personas actualmente tienen problemas para acceder a la familia de aplicaciones de Facebook. Estamos trabajando para resolver el problema tan pronto como sea posible”, publicó vía Twitter.

En otra publicación también ha señalado que el personal de la empresa se encontraba enfocado en resolver el problema, descartando que se haya tratado de un ataque cibernético conocido como DDoS (Ataque de Denegación de Servicio Distribuido).

“Estamos enfocados en trabajar para resolver el problema tan pronto como sea posible, pero podemos confirmar que el problema no está relacionado con un ataque DDoS”.

Este fallo mundial no hizo esperar quejas de los usuarios en países como Chile, Perú, Estados Unidos, España, México, Brasil y Venezuela, entre otros, al no poder utilizar las plataformas como usualmente lo hacen. En el caso de WhatsApp, por ejemplo, las personas podían enviar mensajes de texto, más no archivos multimedia como videos, fotos o notas de voz.

Contenido de Instagram

En el caso de Instagram, se ha conocido que los usuarios abrían la plataforma y su perfil aparecía vacío, sin publicaciones. Luego de aproximadamente siete horas de fallo mundial las publicaciones habían vuelto, pero las personas seguían presentando problemas al subir historias.

Precisamente, días antes de este fallo mundial, desde Instagram se había expresado que nada era más importante para la compañía que la seguridad de las personas en su comunidad.

Es por eso que, después de una revisión exhaustiva con expertos mundiales y académicos sobre juventud, salud mental y prevención del suicidio, se anunciaron más cambios en su enfoque sobre el contenido de autolesiones.

Se ha dejado claro que Instagram no permitirá imágenes gráficas de autolesiones, como cortar en Instagram, incluso, si previamente se hubiera permitido como admisión. “Nunca hemos permitido publicaciones que promuevan o alienten el suicidio o la autolesión y continuaremos eliminándolas cuando se informen”.

La red social tampoco mostrará contenido no gráfico ni auto relacionado con daños, como cicatrices curadas, en la búsqueda, los hashtags y la pestaña de exploración, y no lo recomendarán.

“No estamos eliminando por completo este tipo de contenido de Instagram, ya que no queremos estigmatizar o aislar a las personas que puedan estar en peligro y publicar contenido relacionado con daños personales como un grito de ayuda”.

Lo que sí se ha asegurado es que quieren ayudar a las personas en su momento de necesidad, por lo que también se enfocarán en obtener más recursos para las personas que publican y buscan contenido de Instagram relacionado con autolesiones, redirigiéndolos a organizaciones que las puedan ayudar.

Igualmente continúan consultando a expertos para averiguar qué más pueden hacer, lo que podría incluir la difuminación de cualquier contenido no gráfico relacionado con autolesiones con una pantalla de sensibilidad, de modo que las imágenes no sean visibles inmediatamente.

Equilibrio adecuado

En Instagram están conscientes de que la autolesión y el suicidio son problemas complejos y por eso cuentan con la colaboración de expertos en estos campos para ayudar a dar forma a su enfoque.

“Hasta ahora, hemos centrado la mayor parte de nuestro enfoque en tratar de ayudar a la persona que comparte sus experiencias sobre la autolesión. Hemos permitido contenido que muestra contemplación o admisión de autolesiones porque los expertos nos han dicho que puede ayudar a las personas a obtener el apoyo que necesitan”.

A pesar de eso, saben que deben hacer más para considerar el efecto de estas imágenes en otras personas que puedan verlas. Según se ha explicado, se trata de un equilibrio difícil pero importante para hacerlo bien.

Durante las revisiones exhaustivas, los expertos han reafirmado que es esencial crear espacios seguros para que los jóvenes hablen sobre sus experiencias en línea, incluida la autolesión. Y es que, compartir este tipo de contenido, a menudo ayudaría a las personas a conectarse con el apoyo y los recursos que pueden salvar vidas.

“Sin embargo, colectivamente se informó que las imágenes gráficas de autolesiones, incluso cuando es alguien que admite sus luchas, tienen el potencial de promover involuntariamente las autolesiones. Es por eso que ya no permitimos imágenes gráficas de autolesiones”.

El objetivo de la compañía es no tener contenido gráfico relacionado con el daño personal o el suicidio y reducir significativamente, con la intención de eliminar, todas las imágenes de daño propio y suicidio de hashtags, búsqueda, pestaña de exploración o contenido de Instagram recomendado.

Teniendo en cuenta que pueden hacer más para apoyar a las personas más vulnerables que usan Instagram, continuarán trabajando con expertos y la industria en general para encontrar formas de ayudar a los usuarios cuando más lo necesiten.