Apple admite y suspende la calificación humana en Siri

23

El reciente escándalo que ha envuelto a ciertas compañías que utilizaban a humanos para escuchar las solicitudes a sus asistentes inteligentes, ha provocado que desde Apple se admitiera que esto formaba parte de su proceso de “evaluación de calidad Siri”, lo que llaman calificación humana.

En la empresa han escuchado las inquietudes de los usuarios en este sentido y por eso se acaba de anunciar que suspendieron inmediatamente la calificación humana de las solicitudes de Siri (el asistente inteligente de Apple), al tiempo que se ha comenzado una revisión exhaustiva de sus prácticas y políticas.

“En Apple, creemos que la privacidad es un derecho humano fundamental. Diseñamos nuestros productos para proteger los datos personales de los usuarios, y trabajamos constantemente para fortalecer esas protecciones. Esto también es cierto para nuestros servicios”.

En una declaración publicada en el blog de la compañía se ha indicado que su objetivo con Siri, al que se ha calificado como el asistente inteligente pionero, es proporcionar la mejor experiencia para los clientes y proteger su privacidad.

Como resultado de esta revisión exhaustiva de sus prácticas y políticas, en Apple han decidido hacer algunos cambios en Siri. Se ha indicado que la empresa se centra en hacer todo lo posible en el dispositivo, minimizando la cantidad de datos que recopilan con Siri.

Se ha dejado claro que cuando se almacenan datos de Siri, en sus servidores, no los usan para crear un perfil de marketing y que nunca se los venderán a nadie. “Utilizamos los datos de Siri sólo para mejorar Siri y estamos constantemente desarrollando tecnologías para hacer que Siri sea aún más privado”.

El asistente inteligente, de acuerdo al anuncio, usa la menor cantidad de datos posible para entregar un resultado preciso. Cuando se hace una pregunta sobre un evento deportivo, por ejemplo, Siri usa la ubicación general del usuario para proporcionar resultados adecuados. En cambio, si se solicita la tienda de comestibles más cercana, se utilizan datos de ubicación más específicos.

“Si le pide a Siri que lea sus mensajes no leídos, Siri simplemente le indica a su dispositivo que lea en voz alta sus mensajes no leídos. El contenido de sus mensajes no se transmite a los servidores de Siri, porque eso no es necesario para cumplir con su solicitud”.

Por otra parte, se ha explicado que el asistente usa un identificador aleatorio, una larga cadena de letras y números asociados con un solo dispositivo, para realizar un seguimiento de los datos mientras se procesan, en lugar de vincularlos a la identidad a través del ID de Apple o número de teléfono del usuario. Se trata de un proceso que creen ser único entre los asistentes digitales en uso hoy en día.

Entre tanto, los datos del dispositivo se desvinculan del identificador aleatorio después de seis meses para mayor protección. “En iOS, ofrecemos detalles sobre los datos a los que accede Siri y cómo protegemos su información en el proceso, en Configuración> Siri y Búsqueda> Acerca de Preguntar a Siri y Privacidad”.

Datos que mejoran a Siri

Siri recopila y almacena cierta información del dispositivo para completar tareas personalizadas con mayor precisión, es decir, cuando el asistente inteligente encuentra un nombre poco común puede usar nombres de los “Contactos” para asegurarse de que reconoce el nombre correctamente.

Además, se basa en datos de las interacciones con el usuario, lo que incluye el audio de la solicitud y una transcripción generada por computadora. Se ha informado que Apple a veces usa la grabación de audio de una solicitud, así como la transcripción, en un proceso de aprendizaje automático que “entrena” a Siri para mejorar.

“Antes de suspender la calificación, nuestro proceso consistió en revisar una pequeña muestra de audio de las solicitudes de Siri, menos del 0.2%, y sus transcripciones generadas por computadora, para medir qué tan bien respondía Siri y mejorar su confiabilidad”.

Cambios en Siri

En Apple, como resultado de la revisión, se han percatado que no han estado cumpliendo plenamente con sus altos ideales y, por eso, la compañía ha ofrecido una disculpa.

Como ya se ha anunciado, se ha detenido el programa de calificación humana de Siri y se planea reanudar más tarde este otoño cuando se publiquen actualizaciones de software para sus usuarios, pero sólo después de realizar algunos cambios.

“Primero, por defecto, ya no conservaremos grabaciones de audio de las interacciones de Siri. Continuaremos usando transcripciones generadas por computadora para ayudar a Siri a mejorar”.

Los usuarios, en segundo lugar, podrán optar por ayudar a mejorar a Siri aprendiendo de las muestras de audio de sus solicitudes. Esperan que muchas personas elijan ayudar a Siri a mejorar, sabiendo que Apple respeta sus datos y tiene fuertes controles de privacidad. Aquellos que elijan participar podrán optar por lo contrario en cualquier momento.

“Tercero, cuando los clientes opten por participar, sólo los empleados de Apple podrán escuchar muestras de audio de las interacciones de Siri. Nuestro equipo trabajará para eliminar cualquier grabación que se determine que es un desencadenante involuntario de Siri”.

La compañía se ha comprometido a poner al cliente en el centro de todo lo que hace, lo que incluye proteger su privacidad. “Creamos Siri para ayudarlos a hacer las cosas, más rápido y más fácil, sin comprometer su derecho a la privacidad. Agradecemos a nuestros usuarios su pasión por Siri y por impulsarnos a mejorar constantemente”.