La transformación digital, el dilema de las organizaciones entre innovar o morir

9

Innovar o morir, estas serían las dos opciones que tienen actualmente las organizaciones ante el dilema de la transformación digital, proceso que ha cambiado en los últimos años a las empresas. Y es que la denominada era digital es todo un mundo de competencia, por lo que el futuro de las compañías es adaptarse a las nuevas tecnologías a corto y largo plazo.

Por lo menos así se ha considerado desde Kio Networks España, empresa de servicios e infraestructuras de misión crítica de TI (Tecnologías de la Información) que opera centros de datos de última generación con altos estándares de seguridad y disponibilidad.

La transformación digital, según una publicación de blog, ha acabado con grandes empresas que se han rehusado en los últimos años a cambiar su modelo tradicional por uno innovador.

“De acuerdo con un estudio de la Global Center for Digital Business Transformation, en los próximos cinco años, cuatro de cada 10 compañías tradicionales desaparecerán si no logran cambiar digitalmente”.

En este sentido, está claro que las empresas necesitan cumplir con una serie de parámetros para no ser absorbidas en la nueva era digital. Como se sabe, los tiempos cambian y para algunas grandes organizaciones no ha sido fácil adaptarse a las exigencias del mercado actual.

Se ha dicho que la innovación de las nuevas tecnologías de la información ha modificado un cambio en el comportamiento del consumidor como, por ejemplo, el uso del teléfono móvil, el crecimiento del comercio electrónico, los canales de televisión y las aplicaciones de internet.

Entonces, en Kio Networks España se considera que los mercados tienen que evitar ser devorados por aplicaciones digitales simples y más acordes a la nueva época.

Se cree importante que las marcas inviertan en procesos digitales para que su modelo de negocio evolucione y alcance la transformación digital, principalmente los relacionados a productos y servicios, para seguir siendo del gusto de las nuevas generaciones.

Asumir o no la digitalización

En la entrada de blog también se ha comentado que la mayoría de los grandes negocios cuentan hoy en día con un área digital, que inició al menos hace 12 años.

Sin embargo, se ha explicado que existen otras empresas que quebraron por no invertir en la tecnología y se han ofrecido cuatro ejemplos de organizaciones que justamente fracasaron por negarse a la digitalización.

Tal es el caso de una marca emblemática de la fotografía que en 1975 revolucionó las imágenes. Desde Kio Networks España se ha puntualizado que no desapareció del mercado, pero no supo adaptarse a los cambios del siglo XXI y se negó a explorar en el negocio digital.

No asumir la digitalización le habría costado reducir a más de 60 mil empleados de su plantilla a escala mundial y, actualmente, esta empresa no se encuentra en el top 5 de las marcas de cámaras.

“La marca más reconocida de alquiler de videos durante los años 90 recibió la propuesta de aliarse con un proveedor de películas en línea, quien inició a través de correo postal, por 50 millones de dólares. Esta marca no le interesó y en 2009 tuvo una facturación insostenible por cuatro mil 100 millones de dólares, por lo que se fue en quiebra en 2010”.

Otro caso ha sido el de una marca multinacional de celulares creada en Finlandia, que fue líder de telefonía en todo el mundo durante 14 años. La compañía tuvo su mayor crecimiento entre 1998 y 2007, sin embargo, en el año 2011 perdió más del 40% del mercado global debido a la expansión de la marca de la manzana.

“Una marca de máquinas de escribir estuvo a la vanguardia por sacar al mercado calculadoras eléctricas y la primera netbook en la historia. Pese a tener un liderazgo en el mercado de ordenadores de escritorio, en el 2004 la empresa decidió innovarse con una nueva línea de computadoras, pero resultó un fracaso y se fue a la quiebra por la llegada de las laptops portátiles”.

Capacidad de adaptarse al cambio

Los casos citados en la publicación de Kio Networks España son ejemplos de que tarde o temprano la supervivencia de las grandes empresas dependerá de su capacidad para adaptarse a los cambios culturales y tecnológicos, que engloban el tema de la digitalización y una serie de adopciones de tecnologías de vanguardia.

KIO Networks, como proveedor de soluciones innovadoras, ayuda a las empresas a posicionarse en el mercado digital y permitirles lograr los cambios que en la actualidad demandan los clientes y el público en general.