Telegram ataca a WhatsApp y anuncia nuevos controles de privacidad

7
GettyImages / Manuel Blondeau

Cientos de millones de usuarios de Telegram ahora tienen un completo control de cualquier conversación privada que hayan tenido. Y es que se ha anunciado que ya pueden eliminar cualquier mensaje que se haya enviado o recibido, en cualquier chat privado.

Se ha conocido mediante una entrada de blog que los mensajes desaparecerán tanto para el emisor como para el receptor, sin dejar rastros. Esto formaría parte de los esfuerzos de privacidad que ha venido ejecutando la plataforma desde 2013, cuando millones de personas lograron tener el poder sobre sus datos con cifrado de extremo a extremo.

“Para nosotros, sus datos privados son sagrados. Nunca utilizamos sus datos para orientar anuncios. Nunca revelamos sus datos a terceros. Almacenamos sólo lo que es absolutamente necesario para que Telegram funcione”.

Este anuncio se ha dado poco después de que WhatsApp sufriera un fallo de seguridad que ha podido poner en peligro a más de mil 500 millones de usuarios, noticia que parece haber conmocionado al mundo pero que no ha sorprendido para nada a Pavel Durov, cofundador y principal responsable de Telegram.

Él ha publicado recientemente una entrada de blog que ha titulado: “Por qué WhatsApp nunca será seguro”, donde ha afirmado que los atacantes pueden acceder a todo lo que estaba en el teléfono, incluidas las fotos, correos electrónicos y mensajes de texto, simplemente por tener instalada la app.

“Esta noticia no me sorprendió. El año pasado WhatsApp tuvo que admitir que tenían un problema muy similar: una única videollamada a través de WhatsApp era todo lo que un pirata informático necesitaba para acceder a toda la información de su teléfono”.

Explicó que WhatsApp no es de código abierto, a diferencia de Telegram, lo que un investigador de seguridad no comprende fácilmente, además de puertas traseras en su código. Según él, WhatsApp no sólo no publica su código, sino que hace exactamente lo contrario: “confunde deliberadamente los binarios de sus aplicaciones para que nadie pueda estudiarlos a fondo”.

El problema, entiendo que las agencias de seguridad justifican las puertas traseras como esfuerzos antiterroristas, es que también se pueden utilizar como criminales y reguladores.

“De hecho, comencé a trabajar en Telegram como respuesta directa a la presión personal de las autoridades rusas. En aquel entonces, en 2012, WhatsApp estaba transfiriendo mensajes en texto sin formato en tránsito. Eso fue una locura. No sólo los gobiernos de los piratas informáticos, sino también los proveedores de servicios móviles y los administradores de wifi tienen acceso a todos los textos de WhatsApp”.

Cifrado de extremo a extremo

Pavel Durov ha recordado que WhatsApp anunció que la implementación del cifrado de extremo a extremo, hace 3 años, para que “ningún tercero pueda acceder a los mensajes”.

Sin embargo, también impulso a sus usuarios a realizar una copia de seguridad de sus chats en la nube, sin decirles que los mensajes ya no estaban protegidos por el cifrado de extremo a extremo con esa copia de seguridad, por lo que piratas informáticos y policías podían acceder a esos chats.

“WhatsApp tiene un historial consistente, desde el principio hasta el final. Mirando hacia atrás, no ha habido un solo día en el viaje de 10 años de WhatsApp que este servicio haya sido seguro. Por eso, no creo que sólo actualizar la aplicación móvil de WhatsApp lo haga seguro para nadie”.

A su juicio, para que WhatsApp se convierta en un servicio orientado a la privacidad, debe arriesgarse a los mercados enteros y las autoridades de su país de origen, pero no cree que en la compañía de Mark Zuckerberg estén listos para eso.

El ejecutivo ha dejado claro que Telegram, en casi seis años de existencia, no ha tenido ninguna pérdida importante de datos o fallas de seguridad como las registradas en WhatsApp.

“En los mismos seis años, revelamos exactamente cero bytes de datos a terceros, mientras que Facebook / WhatsApp ha estado compartiendo casi todo con todos los que afirmaron que trabajaron para un gobierno”.

Más funciones en Telegram

La función “Cancelar envío” de Telegram, que se presentó hace dos años y que sólo funcionó para los mensajes que se habían enviado durante 48 horas, ahora se ha conocido que se pueden “desvincular” los mensajes recibidos sin límite de tiempo. Igualmente se puede eliminar cualquier chat privado, tanto del dispositivo emisor como en el receptor, con sólo dos toques.

“Para completar su privacidad, también hemos introducido una forma de restringir quién puede reenviar sus mensajes. Cuando esta configuración está habilitada, sus mensajes reenviados ya no regresarán a su cuenta, sólo mostrarán un nombre que no puede hacer clic en el campo ‘desde’”.

De esta manera, se ha indicado que las personas con las que se converse no tendrán una prueba verificable de que alguna vez se les haya enviado algo.

También, en vista de que la sección Configuración sigue creciendo, se ha agregado una herramienta de búsqueda que le permite a los usuarios encontrar rápidamente cualquier configuración que necesite.

“Esta nueva herramienta de búsqueda en Configuración también muestra respuestas a cualquier pregunta relacionada con Telegram basada en las Preguntas frecuentes”.