Chatterbox, juegos de seguridad en línea

25
Fuente: Noticias de Microsoft

En Microsoft tienen claro que la seguridad en línea es indispensable para todos aquellos que usan Internet, más aún si se trata de jóvenes, pues resultan ser los más vulnerables a estafas. Es por ello que para celebrar el Día de Internet Más Seguro 2019 (5 de febrero), y frenar esta tendencia, han decidido crear un juego denominado Chatterbox.

Se trata de una completa guía para ayudar a los jóvenes a aprender a mantenerse seguros en línea, aunque se ha destacado que puede servir para cualquier persona, sin importar la edad, ya que todos deben estar atentos a evitar los riesgos de Internet mientras aprovechan al máximo sus muchos beneficios útiles.

Son ocho pasos simples que ha reunido la compañía y que están destinados a ayudar a los internautas a trabajar, jugar, comprar y vivir en línea de la forma más segura posible.

En Microsoft conocen que, tal vez, el Internet le permita a las personas mantenerse al día con las últimas noticias o puede que sea su única ventanilla para comprar, jugar y hacer el trabajo; tal vez sea sólo la herramienta que usa para conectarse con amigos y familiares, en lugares remotos y cerca de casa.

Recientemente han sido encuestadas más de 16 mil personas en todo el mundo sobre el impacto de las estafas de soporte técnico y, sorprendentemente, se ha encontrado que los jóvenes son los más vulnerables a estos actos.

Ellos tienen más probabilidades de participar en el comportamiento en línea de riesgo, poner en peligro su seguridad en línea y perder dinero después de continuar una interacción.

Chatterbox: Seguridad en ocho pasos

El primer paso que se aprende con este juego es utilizar contraseñas únicas y complejas para cuentas diferentes. “Si alguien tiene la llave de su casa puede ingresar y robar en todas las habitaciones de su casa. Lo mismo ocurre con las contraseñas y las cuentas en línea”.

Se ha dicho que usualmente se suelen elegir contraseñas que son fáciles de recordar, como nombres o fechas de cumpleaños pero, si es fácil de recordar, es probable que sea fácil de adivinar para los delincuentes cibernéticos. Entonces, si utiliza la misma contraseña simple para varias cuentas, los cibercriminales podrán acceder a toda la información personal confidencial.

“Use un administrador de contraseñas para guardar varias contraseñas en diferentes cuentas de manera segura y asegúrese de que cada contraseña sea compleja, utilizando al menos 10 caracteres y una mezcla de números, letras, mayúsculas y caracteres especiales”.

El segundo paso para mantener la seguridad en línea sería no aceptar invitaciones de extraños en las redes sociales, ya que no todos los que se conocen en línea son quienes dicen ser. Se ha hecho común que los ciberdelincuentes creen perfiles de redes sociales falsos para fomentar las relaciones con usuarios incautos y elegir sus bolsillos cibernéticos o peor.

“Si un extraño te aborda en línea, quien insiste en que compartas información personal o solicites dinero, eso debería hacer sonar las alarmas. Si es posible, busque a la persona directamente para ver si la cuenta es auténtica”.

En caso de que todavía no se esté seguro de la identidad de la persona pero se quiere aceptar la solicitud de amistad de todos modos, sólo para estar seguro se debería limitar la información que esa persona puede ver en el perfil usando la configuración de privacidad.

Las acciones en línea pueden tener consecuencias fuera de línea. Esta es la premisa para el tercer paso, ya que se debe pensar en Internet como una plaza o una acera: es un espacio público donde cualquier persona puede ver o compartir cualquier cosa que publique, independientemente de si es para ellos o si ha dado permiso.

“Antes de publicar algo en línea, pregúntate a ti mismo; ¿Quisiera que mi empleador, cliente o familiar supiera esto? Incluso cosas como el estado de su relación o la dirección de su casa, que pueden parecer inofensivas, pueden ser mal utilizadas si las personas incorrectas las ven”.

Con algunas excepciones, desafortunadamente no hay una clave de eliminación permanente para el contenido publicado en línea; entonces, cualquier imagen, comentario o foto que se publique en línea es como permanecer allí para siempre.

Esa es la intención del cuarto paso: proteger la información confidencial y personal. Se ha explicado que, incluso, si elimina la publicación original, la persona no puede estar segura de que otros no hayan hecho copias o compartido su contenido en otras redes. “Así que no pongas nada en línea que no quieras que otros vean”.

El quinto paso es tener cuidado al hacer clic o descargar aplicaciones que parezcan extrañas o que provengan de un sitio desconocido, tomando en cuenta que una táctica de ciberdelincuente probada es engañar a las personas para que descarguen malware que les permita robar información.

“Desde un juego popular hasta un correo electrónico que ofrece soporte técnico, el malware puede ser disfrazado de diferentes maneras. ¿No está seguro si un correo electrónico es legítimo? Hágase las siguientes preguntas: ¿Tiene el remitente una dirección de correo electrónico extraña? ¿Es el saludo impersonal? ¿Hay muchos errores de ortografía? ¿Hay una extraña sensación de urgencia?”.

Si aún al responderse esas preguntas no se tiene certeza de la seguridad en línea, lo correcto sería ponerse en contacto con la marca o la empresa a través de sus canales oficiales, tales como su sitio web o su página de redes sociales. Y es que siempre es mejor hacer una verificación triple que el riesgo que compromete la seguridad.

Actualizar la configuración de privacidad y antivirus es el sexto paso pues, de no renovar las defensas, los ciberdelincuentes finalmente encontrarán una manera de superarlas.

Hay que mantenerse al día con las actualizaciones de los sistemas operativos y hacer un esfuerzo para verificar la configuración de privacidad en las aplicaciones y el navegador que se usa, según los consejos de Chatterbox, de Microsoft.

La posición número siete la han dejado para estimular al uso de una conexión segura, ya que cuando se utiliza una conexión pública a Internet, como la conexión WiFi en un centro comercial, no se tiene control directo sobre la seguridad en línea.

“Si no puede establecer una conexión segura o asegurarse de que su dispositivo esté protegido, no comparta información confidencial. Es más seguro esperar hasta que esté en casa y usando una red WiFi segura”.

Por último, pero no menos importante, se ha recomendado pedir consejos a aquellos en quienes confía. Las personas, según se ha enfatizado, nunca se deben sentir apuradas para hacer clic en un enlace o hacer una publicación, pues no hay nada más urgente que la seguridad en línea.

Recursos de Microsoft

Desde Microsoft se ha insistido en que navegar por las amenazas en línea puede ser estresante, pero hay muchos recursos para ayudar a las personas. “Cada vez que se encuentre en una situación en la que no esté seguro o desconfíe, recurra a la experiencia de aquellos en quienes confía, ya sea un amigo, padre, maestro o incluso un socio tecnológico”.

Si, al contrario, se está buscando una forma divertida de enseñar a los jóvenes sobre la seguridad en Internet, se ha exhortado a descargar gratis el Chatterbox de Microsoft y la guía de discusión de Safer Internet Day.