Google también admite la transcripción humana en su asistente y anuncia cambios

29

“Está claro que no cumplimos con nuestros altos estándares para facilitarle la comprensión de cómo se utilizan sus datos y le pedimos disculpas”, así han tenido que responder desde Google ante la serie de inquietudes y escándalos sobre el empleo de humanos (transcripción humana) para escuchar las peticiones de los asistentes inteligentes.

Se ha informado que, en el caso del Asistente de Google, se trataba de un proceso donde los expertos en idiomas podían escuchar y transcribir datos de audio con la finalidad de ayudar a mejorar la tecnología del habla para diferentes idiomas.

Nino Tasca, gerente sénior de Producto del Asistente de Google, ha publicado una entrada de blog donde afirma que las personas tienen el derecho de comprender fácilmente cómo se usan sus datos y por qué, para que puedan tomar las decisiones adecuadas.

“Cuando nos enteramos de estas preocupaciones, detuvimos de inmediato este proceso de transcripción humana a escala mundial para investigar y realizamos una revisión completa de nuestros sistemas y controles. Ahora queremos compartir más sobre cómo funcionan las grabaciones de audio y algunos cambios que estamos haciendo”.

De esta manera ha aclarado que, por defecto, la compañía no conserva las grabaciones de audio. Dijo que este ha sido el caso y que permanecerá sin cambios.

Los usuarios, para almacenar los datos de audio, pueden optar por la configuración de Actividad de Voz y Audio (VAA) cuando configuren el Asistente. Se ha indicado que optar por VAA ayuda al Asistente de Google a reconocer mejor la voz con el tiempo y mejorarlo mediante el permiso para usar pequeñas muestras de audio que permitan comprender más idiomas y acentos.

De hecho, Tasca ha comentado que se pueden ver las interacciones anteriores con el Asistente y eliminar cualquiera de estas interacciones en el momento que la persona lo considere conveniente.

Además, dijo que la compañía se encuentra actualizando la configuración para resaltar que, cuando se activa VAA, los revisores humanos pueden escuchar los fragmentos de audio para ayudar a mejorar la tecnología del habla.

“Si ya es un usuario del Asistente, tendrá la opción de revisar su configuración VAA y confirmar su preferencia antes de que se reanude cualquier proceso de revisión humana. No incluiremos su audio en el proceso de revisión humana a menos que haya vuelto a confirmar su configuración VAA como activada”.

Protecciones de privacidad

Nino Tasca ha destacado que se han tomado varias precauciones para proteger los datos durante el proceso de transcripción humana. Por ejemplo, los fragmentos de audio nunca están asociados con ninguna cuenta de usuario y los expertos en idiomas solo escuchan un pequeño conjunto de consultas (alrededor del 0.2% de todos los fragmentos de audio del usuario), solo de aquellos con VAA encendido.

“En el futuro, estamos agregando mayores protecciones de seguridad a este proceso, incluida una capa adicional de filtros de privacidad”.

Por otra parte, ha señalado que el Asistente de Google ya elimina de inmediato cualquier dato de audio cuando se da cuenta de que se ha activado involuntariamente, por ejemplo, por un ruido que suena como “Hola Google”.

“Entendemos que es importante hacerlo correctamente y continuaremos enfocándonos en esta área, incluida la implementación de más medidas para ayudarnos a identificar mejor las activaciones involuntarias y excluirlas del proceso de revisión en humanos”.

Enfatizó que pronto también agregarán una forma de ajustar la sensibilidad de los dispositivos del Asistente de Google, a mensajes como “Hola Google”, lo que brinda más control para reducir las activaciones involuntarias o, si se prefiere, facilita la ayuda al usuario especialmente en ambientes ruidosos.

La compañía igualmente está actualizando su política para reducir la cantidad de datos de audio que almacena. Para los que han optado por VAA, pronto eliminará automáticamente la gran mayoría de los datos de audio asociados con sus cuentas que tienen más de unos pocos meses. “Esta nueva política llegará a VAA a finales de este año”.

Apple suspendió la calificación humana

Este escándalo que ha envuelto a ciertas compañías que utilizaban a humanos para escuchar las solicitudes a sus asistentes inteligentes también provocó que desde Apple se admitiera que esto formaba parte de su proceso de “evaluación de calidad de Siri”, lo que llaman calificación humana.

Recientemente se informó que se suspendió inmediatamente la calificación humana de las solicitudes de Siri (el asistente inteligente de Apple), al tiempo que se ha comenzado una revisión exhaustiva de sus prácticas y políticas.

“En Apple, creemos que la privacidad es un derecho humano fundamental. Diseñamos nuestros productos para proteger los datos personales de los usuarios, y trabajamos constantemente para fortalecer esas protecciones. Esto también es cierto para nuestros servicios”.

En una declaración publicada en el blog de la compañía se ha indicado que su objetivo con Siri, al que se ha calificado como el asistente inteligente pionero, es proporcionar la mejor experiencia para los clientes y proteger su privacidad.

Como resultado de esta revisión exhaustiva de sus prácticas y políticas, en Apple han decidido hacer algunos cambios en Siri. Se ha indicado que la empresa se centra en hacer todo lo posible en el dispositivo, minimizando la cantidad de datos que recopilan con Siri.

Se ha dejado claro que cuando se almacenan datos de Siri, en sus servidores, no los usan para crear un perfil de marketing y que nunca se los venderán a nadie. “Utilizamos los datos de Siri sólo para mejorar Siri y estamos constantemente desarrollando tecnologías para hacer que Siri sea aún más privado”, se agregó en el comunicado.