CIMON, más que un asistente de astronautas ahora es un compañero empático

10

CIMON, el mismo que ha sido calificado como el primer asistente de astronautas impulsado por Inteligencia Artificial (IA) del mundo, ha regresado a la Estación Espacial Internacional pero con una mayor capacidad para analizar las emociones humanas.

Según los investigadores que han afinado el robot después de su primera misión exitosa a bordo de la nave espacial, el objetivo es transformar a CIMON de un asistente científico a “un compañero empático”.

El nuevo y mejorado CIMON-2 es un proyecto conjunto de IBM, Airbus y el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), al igual que el CIMON original que pasó 14 meses en el espacio.

En un comunicado de prensa se ha informado que CIMON-1 ha regresado a la Tierra desde la Estación Espacial Internacional (ISS), en agosto de este año, y que CIMON-2 regresa a la estación espacial en un cohete SpaceX que se ha lanzado el 4 de diciembre desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida.

“CIMON, que significa Crew Interactive Mobile Companion (Compañero Móvil de Tripulación Interactiva), fue desarrollado para ayudar a los astronautas con sus muchas tareas y actividades de investigación”.

Y es que el robot flotante controlado por voz, que opera con una leve sonrisa en la pantalla, puede mostrar instrucciones y grabar imágenes durante un experimento. También puede leer de manuales y dar respuestas conversacionales.

Aportes del asistente de astronautas

CIMON, del tamaño de una pelota medicinal aproximadamente, hizo su debut en la EEI (Estación Espacial Internacional) en noviembre de 2018 respondiendo a una orden del astronauta alemán de la ESA Alexander Gerst, a quien le dijo: “¿Qué puedo hacer por usted?”.

Desde entonces, el asistente de astronautas CIMON-1 ayudó con un experimento estudiantil en cristalización, demostró su capacidad de maniobra dentro del módulo de investigación Columbus de la ISS y grabó videos e imágenes.

Ahora, CIMON-2 incluye micrófonos más sensibles, computadoras más robustas y la tecnología IBM Watson Tone Analyzer, que utiliza el análisis lingüístico para detectar la emoción del tono de una conversación.

“Al igual que con el CIMON original, el CIMON-2 utilizará una docena de rotores internos para maniobrar sin peso, asentir o sacudir la cabeza cuando escuche y seguir a un astronauta de manera autónoma o por orden”.

Se ha puntualizado que CIMON-2, que está equipado con sensores ultrasónicos, también ha sido diseñado para mejorar la orientación dentro de los espacios reducidos de la EEI.

Desde IBM igualmente se ha precisado que el mejorado compañero empático usa cámaras, de la misma manera que lo hizo su predecesor, micrófonos y un altavoz para ver, escuchar y hablar.

Matthias Biniok, gerente de proyectos Watson AI de IBM, ha dicho que CIMON-1 demostró que podía comprender el contenido, dentro de su contexto dado, cuando se utilizó por primera vez en la EEI. Además, tuvo la capacidad de detectar la intención detrás de ese contenido utilizando IBM Watson.

CIMON-2, ahora, va un paso más allá con su capacidad para evaluar las emociones, lo que Biniok ha llamado inteligencia emocional. En el futuro, se espera que CIMON también responda empáticamente a las situaciones, según sea apropiado, en función de su análisis.

“El analizador de tonos Watson, que se entrega desde la nube de IBM, puede evaluar las emociones de un astronauta. Por ejemplo, si CIMON-2 sintiera que un astronauta es desafiado por una tarea, podría ofrecer ayuda o aliento”.

Se ha destacado que esta es la misma tecnología de Watson utilizada por las empresas en los centros de servicio al cliente para automatizar las interacciones y en los chatbots y detectar el tono de un cliente durante un diálogo automatizado.

El mejorado asistente de astronautas incorpora otras tecnologías de Inteligencia Artificial, incluido IBM Watson Assistant, que brinda a la unidad aerotransportada sus capacidades de conversación y los servicios de voz a texto de Watson, para reconocimiento de voz y transcripción de texto.

“CIMON-2 también es un mejor oyente. Los nuevos micrófonos hacen que el dispositivo sea más sensible a los comentarios y comandos de voz”.

Compañero empático para escenarios futuros

Este compañero empático, de acuerdo a lo informado desde IBM, tiene una vida útil extendida. Till Eisenberg, gerente de proyecto CIMON en Airbus, ha explicado que se tiene previsto que CIMON-2 permanezca en la EEI hasta por tres años y que apoye a la tripulación.

“Más allá de eso, el equipo de investigación está mirando hacia escenarios futuros. Una posibilidad sería cargar IA en una ‘nube ISS’ para su uso en viajes espaciales”.

Por su parte, Christian Karrasch, gerente de proyectos de CIMON con DLR, ha añadido que la tripulación podría depender de un servicio de asistencia basado en Inteligencia Artificial, en un viaje a la Luna o Marte, sin un enlace de datos permanente a la Tierra.

En líneas generales, las posibilidades de este moderno y mejorado compañero empático para astronautas, como con el viaje espacial en sí, son infinitas.