José Balsa Barreiro sobre Big Data: Podemos predecir el comportamiento social

14

En un escenario donde los datos a gran escala (Big Data) se incrementan significativamente, ya no sólo se hace necesario crear nuevas formas para almacenarlos y protegerlos, sino que es sumamente importante entenderlos; para qué sirven, en qué pueden aportar a la sociedad y cómo usarlos de la mejor manera.

José Balsa Barreiro, especialista de grupo de trabajo Human Dynamics del MIT Media Lab, considera que se trata de un tema cada vez más exponencial, pues el Big Data puede pronosticar el comportamiento de los seres humanos más allá de los patrones antiguos.

A su juicio, el tema actual es para qué sirven estos datos. “El Big Data, el procesamiento de datos mediante aprendizaje automático (Machine Learning) y la Inteligencia Artificial (IA) predicen el comportamiento social”.

Los algoritmos sabrán quién es alcohólico anteS de que él lo sepa, sólo analizando sus fotos

Para contextualizar esa premisa se ha hecho eco de Ranga Yogeshwar, un divulgador físico de Alemania, quien ha expresado que “los algoritmos sabrán quién es alcohólico ante de que él lo sepa, sólo analizando sus fotos”.

“Suena raro, pero es verdad. Hay un dicho por allí que dice que, con 20 likes, se conoce más a una persona que a su propia pareja”, ha indicado Balsa Barreiro.

El PhD en Ingeniería Civil también ha referido datos científicos como los expuestos por Albert-László Barabási, investigador de la Universidad de Northeastern de Massachussets, en Estados Unidos, quien ha revelado que el 93% del comportamiento humano es perfectamente predecible.

“Si seguimos el rastro digital de las personas, el historial de llamadas, operaciones con Tarjetas de Crédito (TDC), ubicaciones GPS, entre otras, sabemos o podemos inferir el comportamiento de esas personas”, según Balsa Barreiro.

Para él, se plantea una nueva forma de entender a la gente y un nuevo campo científico denominado como Computational Social Science, pues en HD no desechan la teoría de que un individuo actúa racionalmente en función de su criterio, pero le otorgan mayor importancia al concepto de una inteligencia colectiva.

Ambos supuestos de Adam Smith, economista y filósofo escocés que ha citado Balsa Barreiro, lo llevan a inferir que la propia naturaleza humana lleva al intercambio no sólo de bienes, sino también de ideas, asistencia y favores.

Un ejemplo de ello es el Comportamiento del Forrajeo o Foraging Behavior (lo que hacen las aves para conseguir alimentos). “Los cambios en Foraging predicen la salud financiera y física”, expone el Especialista.

Open Badge, sociómetro de próxima generación

En HD han creado un sociómetro de próxima generación denominado Open Badge, cuyo sistema mide cara a cara las interacciones sociales y dinámicas de equipo basándose en la actividad vocal y proximidad; esto permite modelar el comportamiento usando visualizaciones en tiempo real y reportes. “Yo puedo saber con quién habla cada persona en la empresa”.

José Balsa Barreiro ha recalcado que el diseño de Open Badge es pequeño, bonito, económico y que además es open source; “es menos intrusivo, o sea, que te puedes sentir más natural”.

Y es que en la empresa están claros que la influencia puede expandirse mediante redes. “Si alguien va de vacaciones a un sitio y se lo recomienda un amigo, hasta el quinto nivel de esos amigos (el amigo del amigo del amigo) hay influencia; se llama el Efecto Ripple (onda)”.

Se ha tomado en cuenta además que las nuevas Tecnologías de la Información (TI) van adoptándose muy rápido, como es el caso de las redes sociales, pues, en los últimos cinco años el 70% de la población ya las usa. Este comportamiento no ha ocurrido con otras tecnologías que han tardado años en adoptarse por el mayor número de la población.

HD y el comportamiento social

El grupo de Human Dynamics se centra en las condiciones entre los humanos: el comportamiento social y el Big Data. Los datos a gran escala en todo el mundo y de forma constante, cambian la forma en que justamente se comprende el comportamiento humano.

Balsa Barreiro afirma que desde el inicio de la era digital, años 2000 al 2007, casi el 90% de la información ya era digital. “En los últimos 10 años se ha creado más información que en toda la historia de la humanidad”, citando un estudio de OBS efectuado en 2014.

Igualmente ha coincidido con una publicación del 2017 donde Matt Bregman, CTO de NetApp, afirmaba que el mundo está pasando del Big Data (grandes datos) al Huge Data (enormes datos), un modelo que requerirá de nuevas arquitecturas para almacenar y procesar esos datos; “Edge computing será el nuevo modelo”.

Es que muchos han definido el Big Data con 3Vs: (Volumen, Velocidad, Variedad) y otros le agregan dos más, es decir 5Vs: (Veracidad y Valor). A escala global, más de 2,5 quintimillones de bytes son generados en la red (Antonio Peralta 2017).

Para el Ingeniero Balsa, hablar de Big Date es hablar de Internet de las Cosas (IoT), ya que no se trata sólo de los teléfonos inteligentes, una laptop o lo que está conectado, “pues estamos en un mundo donde todo está conectado”.

“Un alumbrado que se adapta a las condiciones atmosféricas o un contenedor de basura que dice en qué momento está lleno permite hacer más eficientes las recogidas de basura”, ha indicado el Experto, haciendo además mención al supuesto de que, en 2020, de 25 a 35 mil millones de dispositivos en el mundo estarán conectados y cada persona creará 1,7 megabytes por segundo.

Datos, inteligencia artificial y complejidad

José Balsa Barreiro ha participado recientemente en la ponencia: “Datos, inteligencia artificial y complejidad, una visión de la sociedad del futuro”, organizado por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (Etsinf) de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

El evento también ha sido organizado por el grupo de trabajo Human Dynamics del MIT Media Lab, la Universidad Politécnica de Valencia y la colaboración del periodista y reconocido escritor, Adolfo Plasencia, así como el proveedor especializado Occentus Network.

El objetivo de la jornada ha sido introducir y examinar las nuevas técnicas para analizar datos y extraer conocimientos de éstos. Y es que la explotación de los datos se hace cada vez más necesaria, al haberse convertido en una herramienta básica y fundamental para mejorar la vida.

Ponencia íntegra de José Balsa Barreiro en la UPV, Datos inteligencia artificial y complejidad, una visión de la sociedad del futuro.