La creciente adopción de TI en el sector médico

fotografía cortesía U.S. Air Force

La exponencial adopción del mercado de Tecnología de la Información (TI) en el sector médico continúa acumulando éxitos y batiendo pronósticos desde la propia atención médica, a equipos de alta gama y redes sociales que son usadas para almacenar y compartir información entre especialistas y pacientes.

De hecho, Research and Market ha revelado que esta adopción de TI en el sector salud crecerá en 11 % hasta 2023, aunque varios factores (como la COVID-19) continúan condicionando y acelerando su desarrollo.

Esa tasa de crecimiento (CAGR, por sus siglas en inglés) se ha pronosticado ante el surgimiento de muchas redes sociales y su alto impacto en la industria de tecnología de la salud; no obstante, la crisis mundial causada por la pandemia apunta a que las cifras serán más altas.

Y es que los avances se pueden fácilmente apreciar desde un equipo con tecnología mejorada, hasta técnicas de pruebas, por lo que se hace indiscutible el papel trascendental que juegan los nuevos procesos en todo lo que tiene que ver con la salud a escala mundial.

Además, la transformación digital que ofrece la nube se nota de muchas maneras. Una de estas formas la representan las redes sociales que son utilizadas por proveedores de salud y pacientes, lo que supone un método rentable y la innovación de la atención médica.

No se puede olvidar que las estadísticas posicionaron a Estados Unidos como líder el mercado TI en 2017, en América del Norte, para el sector salud. Eso se logró mediante la implementación de atención médica de alta calidad, además del uso de tecnología moderna en ese país.

Igualmente, en esa nación se ha experimentado el mayor uso de dispositivos tecnológicos personales en toda su población, lo que contribuyó a todo lo que abarca la atención médica.

Desde el Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés), a través de la Coordinación Nacional de Informática de Salud, se ha definido que “la aplicación de procesamiento de información que involucra hardware y software que se ocupa del almacenamiento” se traduce en TI para la salud.

También abarcaría lo referente a la “la recuperación, el uso compartido y el uso de información, datos y conocimientos de salud para la comunicación y la toma de decisiones”. La idea de esta tecnología es mantener y entregar una información segura y eficiente al médico, paciente y sus familiares.

En un informe de la investigadora Research and Market igualmente se ha reflejado que más del 40 % de los clientes de Mediabistro (buscador de empleos) ha señalado que la información encontrada en las redes sociales influye en las formas que en manejan la salud.

Adopción de TI en Europa

En Europa y Estados Unidos, así como en la mayoría de los países, los servidores de salud han adoptado rápidamente estos mecanismos para impulsar el mercado de TI para la atención médica.

Algunos factores que han inducido al crecimiento de este mercado TI, según el estudio, han sido el aumento en la demanda de tecnología sin papel, el incremento de fondos del gobierno para servicios de salud y el ahorro en infraestructura, sin obviar que el tema de la pandemia ha superado los anteriores.

En todo caso, han sido varios los factores que han estado influyendo en el desarrollo de TI en el sector salud desde hace tres años. La situación reflejada por la firma, por ejemplo, también se atribuiría a que la infraestructura o la cantidad de especialistas se hacen insuficientes para la atención oportuna en muchos países. 

Además, se ha concluido que se necesita mano de obra especializada, con gran experiencia para diagnosticar muchas patologías y, sobre todo, las que tienen carácter crónico que ameritan un tratamiento oportuno.

La Comisión Europea, de hecho, ha pronosticado una escasez de casi 230 mil médicos en toda Europa en los próximos ocho a 10 años.

Esa así como la escasez de mano de obra calificada también se convierte en un obstáculo para el avance de la TI en el sector médico, sin obviar los altos costos de mantenimiento y la resistencia al cambio ante las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

X