IA, cloud computing, big data y ciberseguridad, perfiles más buscados en empresas

18

La revolución 4.0 pareciera que está cambiando de arriba a abajo el paradigma en el mercado laboral, ya que la incorporación de las nuevas tecnologías a las actividades económicas y sociales ha generado nuevas necesidades a las empresas.

Y es que las organizaciones cada vez buscan más perfiles especializados en ámbitos como la Inteligencia Artificial (IA), el cloud computing, el big data o la ciberseguridad.

Muchas de estas, sin embargo, tienen problemas para cubrir esos puestos debido a la imposibilidad de encontrar profesionales que dispongan de la formación, los recursos y la especialización necesaria en dichas áreas.

De hecho, desde Selligent Marketing Cloud se ha informado que en España quedarán 200 mil puestos (relacionados con las áreas STEM: Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas, por sus siglas en español) sin cubrir en 2020, según datos de la Comisión Europea.

“Por eso, en los próximos años, los perfiles con habilidades y conocimientos que impulsen la transformación digital en las empresas de todos los sectores serán los más buscados”.

En la compañía, especialista en automatización de marketing y desde su experiencia con clientes de varios sectores, se han definido algunos de los perfiles laborales que la industria demandará en 2020, relacionados a la IA.

El primero ha sido Customer Intelligence Analyst (Analista de Inteligencia de Clientes), ya que conocer y entender al cliente es una lección que las empresas no pueden pasar por alto si desean construir relaciones a largo plazo basadas en la confianza y en la lealtad.

Se ha dicho que el consumidor de hoy está más conectado que nunca y que demanda a las marcas experiencias personalizadas y más contenido que les aporte valor.

“El Customer Intelligence Analyst es una especialización del Business Intelligence, que trabaja desde la perspectiva del cliente para entender sus gustos y motivaciones a la hora de adquirir un producto o servicio”.

Este profesional, según lo explicado, analiza información relacionada con el consumidor, tal como sus hábitos y preferencias, para establecer una relación más profunda y efectiva con él y favorecer así la toma de decisiones estratégicas.

Su labor también conllevaría al manejo de grandes volúmenes de datos que provienen de fuentes de información internas y externas, así como de la interacción de los usuarios con la web, la tienda, las redes sociales o las encuestas de satisfacción, todo gracias a la IA.

Rafa Romero, director de Ventas en Selligent Marketing Cloud Ibérica, ha apuntado que de este modo “puede identificar nuevas tendencias para adelantarse a las necesidades de los clientes y ofrecerles productos y servicios con propuestas de valor innovadoras”.

Ciberseguridad y big data

La importancia de la ciberseguridad se pone de relieve en el momento en que las nuevas tecnologías como la IA irrumpen en los procesos de producción de las organizaciones.

Y es que la industria 4.0 está permitiendo a las empresas mejorar su productividad y competitividad, pero también ha abierto las puertas a los ciberataques, lo que representa una amenaza cada vez más presente.

“La información y los datos se han convertido en uno de los bienes más preciados de la sociedad en la que vivimos, lo que justifica los grandes esfuerzos de gobiernos y empresas por protegerlos”.

Romero además ha explicado que se estima que se necesitarán 1,5 millones de expertos en ciberseguridad en todo el mundo para trabajar en empresas privadas y en organismos públicos en 2020.

Sin embargo, en España existe un déficit de estos profesionales porque la rapidez de la evolución de la tecnología no ha ido en paralelo con la formación de una generación de expertos en seguridad digital, según lo planteado.

Por otra parte, se ha señalado que el big data va ganando peso en todos los sectores de la economía a medida que las organizaciones caen en cuenta de sus posibilidades.

Las empresas, a través de la IA, recopilan cada día una cantidad enorme de datos sobre sus clientes que deben analizar para transformarlos en información útil que facilite la toma de decisiones.

El portavoz de Selligent Marketing Cloud ha puntualizado que el análisis de datos es fundamental para mejorar la competitividad de cualquier empresa, sin importar su tamaño o el sector al que pertenezca.

“Gracias a la información que se desprende podemos observar los patrones de comportamiento de los consumidores y detectar nuevas oportunidades en el mercado. De este modo, se aprovechan mejor los recursos y se consiguen reducir los costes”.

Traductor de Negocio

La tarea del traductor de negocio consistiría en identificar en qué aspectos puede mejorar la actividad empresarial y desarrollar propuestas que puedan ser implementadas con procesos de Aprendizaje Automático (Machine Learning, ML).

Esto, tomando en cuenta que la transformación digital implica (en muchos casos) una redefinición de los productos, procesos y estrategias dentro de una organización para mejorar su desempeño interno y la relación con los clientes y demás públicos de interés.

Sin embargo, no todas las empresas tienen las mismas necesidades y, por tanto, la adaptación es diferente en cada caso. Este tipo de perfiles, que también cuentan con formación analítica, corresponde a la rama de gestión empresarial y se encarga de tomar decisiones estratégicas.

“Dejando a un lado el tipo de sector, la formación y la especialización, las empresas buscan, cada vez más, perfiles versátiles que sirvan para mejorar la competitividad de los equipos de trabajo”.

De esta manera, la capacidad de trabajo en equipo, de toma de decisiones, la adaptabilidad o la creatividad, son habilidades requeridas en cualquier ámbito de trabajo.