La tecnología educativa, ayudando a jóvenes y maestros fuera del aula

14

La tecnología educativa ayudará a los jóvenes y a los maestros a poner un mayor énfasis en el aprendizaje fuera del aula durante la próxima década, lo que provocará un cambio en la forma en que se enseña a los niños en los colegios.

Esa ha sido la principal opinión expresada por Anthony Salcito, vicepresidente de Educación de Microsoft, quien ha pronunciado un discurso inaugural en la conferencia anual de tecnología educativa BETT, en Londres, adonde han asistido 850 compañías y casi 35 mil personas.

Salcito ha comentado que los estudiantes de hoy están cada vez más interesados en comenzar a tener un impacto en el mundo y, por eso, están utilizando la tecnología para desarrollar sus propias formas de aprendizaje que se adapten a sus vidas personales.

Considera que esto, sin duda, hará que los maestros y sus alumnos trabajen juntos para extender la educación desde las lecciones de una hora de duración en el aula, a cualquier lugar, en cualquier momento, en cualquier dispositivo.

“Creo que un gran tema de la próxima década es la tecnología que permite a las escuelas actuar como un centro de aprendizaje, un lugar central para la educación, pero la atención se centra en el resto del camino de aprendizaje de un estudiante, no solo en lo que sucede en el aula”.

A su juicio, cuando se piensa en las tres grandes inversiones que hacen las escuelas, se piensa constantemente en lo que sucede con la instrucción en el aula, lo que sucede con las operaciones de su escuela y también en lo que se aprende más allá del aula.

El enfoque, entonces, se ha ponderado en gran medida en la experiencia del aula en las últimas décadas. Aquí es donde Salcito cree que se verá un cambio, donde las escuelas crearán una base de edificios y espacios inclusivos, flexibles y basados en datos, que permitirán a los estudiantes aprender más allá de esos muros.

Alumnos y maestros conectados

Barbara Holzapfel, gerente general de Marketing de Educación en Microsoft, también ha participado en el evento de tecnología educativa BETT y se ha referido a las próximas investigaciones que la compañía realizó con la Economist Intelligence Unit.

Ha dicho que los maestros han entendido el valor del aprendizaje social y emocional, por lo que la tecnología podría ayudar a los estudiantes y maestros a conectarse.

En este sentido, Salcito ha señalado dos herramientas de Microsoft que ya están ayudando a los maestros y a sus alumnos a trabajar de una mejor manera, juntos y separados.

Por ejemplo, PowerPoint Live permite a los jóvenes iniciar sesión de forma remota en una presentación interactiva entregada por un educador. Esto se puede traducir automáticamente a más de 60 idiomas, con una transcripción que se puede estudiar después de que la lección haya terminado.

Teams, por su parte, está ayudando a clases enteras a colaborar mientras están en casa y en el aula, permitiéndoles personalizar su aprendizaje y obtener lo que necesitan, cuando lo necesitan.

Salcito y Holzapfel han coincidido además en que los maestros, en lugar de sentirse amenazados por la tecnología educativa, serán cruciales en este nuevo mundo de aprendizaje permanente.

“La tecnología está cambiando el mundo. La forma en que trabajamos y los trabajos que necesitaremos se están volviendo mucho más dinámicos. Se están inventando y creando nuevas carreras, mientras que las carreras existentes están cambiando. Nosotros, como personas, también tenemos que ser ágiles y ajustarnos constantemente”.

Es por esto que creen que los educadores son tan importantes y que se necesitan maestros innovadores. Están seguros de la necesidad de que las escuelas preparen a los estudiantes para cambiar fundamentalmente el mundo.

“Lo que queremos que hagan los educadores no está sujeto a la estructura de una conferencia de 40 minutos, una dinámica en el aula o una evaluación que esté conectada a un plan de estudios, sino que reconozca su objetivo y misión de ampliar el potencial de cada estudiante”.

Cambiando el enfoque de enseñanza

“La mejor innovación que inspira a la mayoría de los jóvenes es el maestro”, ha dicho Salcito, pero casi el 70% de los maestros ha mencionado las limitaciones de tiempo como su mayor obstáculo para proporcionar contenido más personalizado a sus alumnos, según la próxima investigación de Microsoft.

Sin embargo, la tecnología puede ayudar a eliminar esos obstáculos al liberar hasta el 30% del tiempo de los maestros para que puedan dedicar más tiempo a responder a las necesidades individuales y grupales.

Salcito ha insistido en que los encargados de las escuelas y los sistemas educativos deben cambiar su enfoque de las pruebas y las calificaciones para ayudar a los jóvenes a aprender de una manera que les ayude a desarrollar las habilidades adecuadas para el futuro.

Añadió que todos los trabajos usarán tecnología de alguna manera, ya sea un abogado que necesite Inteligencia Artificial (IA) para escanear grandes cantidades de texto o un pintor que venda su obra de arte en línea. Se necesita reconocer que cada estudiante aprende de manera diferente y que tiene diferentes aspiraciones y necesidades de accesibilidad.

“El aprendizaje personalizado puede liberar a un individuo para que sea lo mejor posible, para conectar sus pasiones, energía, talentos, intereses, sus necesidades especiales; para que su viaje de aprendizaje sea único y sin ataduras por los límites de las aulas, los horarios y el plan de estudios”.

El ejecutivo de Microsoft ha agregado que se debe cambiar el enfoque de apoyar y progresar el sistema para elevar el potencial de todos los niños. “Eso es lo que la tecnología puede hacer. Creo que tenemos que celebrar ese cambio y recordar que los líderes deben cambiar su pensamiento y hacer diferentes preguntas sobre lo que es posible”.