Las universidades españolas llegan a un acuerdo con la Open Science

50

Las universidades españolas acaban de acordar su compromiso con la Open Science (Ciencia Abierta), que se ha definido como una nueva forma de aproximación colaborativa, transparente y accesible a la investigación. Esto implicaría un cambio estructural en la manera de concebir la investigación y la difusión de sus resultados.

La Asamblea General de Crue Universidades Españolas, celebrada el pasado 19 de febrero de este año en Madrid, ha aprobado un documento que contiene 10 acciones concretas para impulsar la Ciencia Abierta y que sigue la misma línea de otras instituciones y asociaciones europeas afines.

“El texto ha sido elaborado por el Grupo de Trabajo de Open Science que Crue constituyó el pasado 18 de junio de 2018 y que actualmente preside Francisco Mora, miembro del Comité Permanente de Crue y rector de la Universidad Politécnica de Valencia”, de acuerdo a una publicación oficial de Crue.

Hay que recordar que Crue Universidades Españolas, constituida en 1994, es una asociación sin ánimo de lucro formada por un total de 76 universidades españolas: 50 públicas y 26 privadas.

Se trata del principal interlocutor de las universidades con el Gobierno central que desempeña un papel clave en todos los desarrollos normativos que afectan a la educación superior en el país.

Se ha conocido que también promueve iniciativas de distintas índoles con el fin de fomentar las relaciones con el tejido productivo y social, las relaciones institucionales nacionales e internacionales, además de trabajar para poner en valor a la universidad española.

Compromiso con la Open Science

El documento suscrito lleva por título: “Compromiso de las universidades ante la Open Science”. En su contenido, las 76 instituciones públicas y privadas asociadas a Crue Universidades Españolas muestran su disposición a impulsar, en la medida de lo posible, la implantación de la Ciencia Abierta mediante diversas acciones.

En principio, hacer un diagnóstico de la situación del acceso abierto en España y un seguimiento constante de su evolución de forma que la información de que se disponga esté siempre actualizada.

“Recopilar y hacer público el gasto de las universidades por acceder a los recursos de información electrónicos, así como por publicar los resultados. Analizar, además, el sobrecoste o el ahorro que representaría para las universidades pasar del sistema actual de acceso mediante pago al sistema de acceso abierto inmediato”.

También se ha dispuesto incluir el acceso abierto inmediato en cualquier negociación con los editores de publicaciones científicas, promoviendo al mismo tiempo el pago de un precio equitativo que, en ningún caso, ha de implicar un gasto superior al actual, y que permita hacer sostenible el sistema de comunicación científica.

“Impulsar un cambio cultural en los agentes del sistema de I+D mediante la sensibilización y la formación en la Open Science y la promoción de comportamientos éticos en la investigación”.

Se pretende igualmente explorar formas de incentivar la implantación de la Open Science con modelos de evaluación y reconocimiento diferentes de los actuales para investigadores, unidades y proyectos. Para esto se propone la creación de un grupo especializado, integrado por representantes de Crue Universidades Españolas y de los agentes que forman parte del sistema estatal de evaluación.

La idea es que desarrolle y promueva la implantación de indicadores más comprehensivos, no sólo cuantitativos y basados en índices de impacto de las publicaciones, sino también cualitativos, en los que se puedan incorporar múltiples criterios que vayan más allá de los puramente bibliométricos y que se analicen los potenciales impactos de su utilización.

“Implantar dentro de las universidades sistemas de incentivos y reconocimiento coherentes con los objetivos de la Open Science que conlleven la modificación de los actuales criterios utilizados en las evaluaciones de investigadores, unidades y proyectos”.

El compromiso con la Open Science busca además impulsar una colaboración conjunta con las entidades nacionales competentes para el despliegue de una infraestructura nacional, compartida por universidades y centros de investigación, y federada en European Open Science Cloud (EOSC).

La intención es el almacenamiento, gestión y publicación de datos científicos de áreas temáticas no cubiertas por infraestructuras europeas ya integradas en EOSC.

“Realizar la adhesión a los principios de la EOSC Declaration de octubre del 2017, demostrando de este modo el apoyo de Crue a la iniciativa y a los principios de la Open Science que en ella subyacen, e impulsar la participación activa en su foro de stakeholders”.

El contenido del compromiso con la Open Science además pretende consolidar un grupo de trabajo de carácter intersectorial sobre Open Science, en el seno de Crue Universidades Españolas, coordinado con cualquier administración e iniciativa estatal para analizar y hacer el seguimiento de su implementación en las universidades españolas.

Por último, se quiere hacer efectiva la presencia de Crue Universidades Españolas en los foros nacionales e internacionales donde se están evaluando las distintas alternativas para ejecutar la implantación de la Open Science.

Investigación y desarrollo

Se ha señalado que la Open Science se caracteriza por la apertura no sólo de las publicaciones (Open Access), sino de los datos de investigación, las metodologías, los procesos y la implicación de la ciudadanía en un entorno responsable de investigación e innovación.

En definitiva, según lo publicado, se trata de hacer accesibles en formato digital los resultados de la investigación financiada con fondos públicos para la comunidad científica que los produce, así como para la sociedad en general que los financia, potenciando la reproducibilidad de la Ciencia y la reutilización de los resultados.